RSS

Archivo del Autor: Shihan Iván P.R.

Acerca de Shihan Iván P.R.

Profesor de Karate , Historiador , Educador Social, Representante nacional de WIBK WIBK Technical advisor C.N. 5º Dan WIBK C.N. 5º Dan KJK CN 4º Dan KWF CN 3º Dan IKO CN 3º Dan RFEK (WKF) CN 2 º Dan Yin Yang Club Entrenador Kyokushin, KKE Técnico Deportivo, CSD Monitor de Qui Gong, Zou Shen Árbitro Mundial WIBK-KXF Árbitro Mundial KWU Árbitro Internacional KWF Árbitro Nacionalb RFEK

El arte de la motivación

El arte de la motivación

EL PROFESOR MEDIOCRE DICE. EL BUEN PROFESOR EXPLICA. EL PROFESOR SUPERIOR DEMUESTRA. EL GRAN PROFESOR INSPIRA

(William Arthur Ward)

Buscar la motivación adecuada para cada desempeño es un reto en ocasiones complejo de conseguir.

La motivación nace de muchas fuentes, aunque nada es más poderoso que la motivación personal, la que nace de dentro de cada uno para cumplir un objetivo.

13516465_514502088744134_2661092470724106896_n

En ocasiones a los instructores les resulta complicado motivar a sus estudiantes, muchas veces se trata de una cuestión de no haber alcanzado a otorgar los objetivos comunes entre instructores y estudiantes.

El instructor además cuenta con una complejidad doble, por un lado debe motivar a cada uno de sus estudiantes por igual, y por otro debe buscar en ello la suya propia, mientras recorre su camino marcial.

Un profesor no puede ser egoísta, ya que el estudiante necesita de la atención del maestro.

images (3)

Por otra parte, la motivación no sólo nace de la inspiración de su instructor, lo cual es importante con el fin de conectar ciertos contactos mentales con la pasión del estudiante. También como estudiante hay que indagar en la captación de ideas y emociones para activar los mecanismos que le llevarán a su propio objetivo.

Por lo tanto considero que ni todo depende del instructor, ni todo del estudiante. Es el equipo el gran generador de motivación. Equipo que puede estar formado por estudiante y pupilo, o por todos los miembros del dojo, en el caso de que haya más gente.

37961338_10216703507045216_6287801163219730432_n

En ocasiones hay personas que se entrenan en solitario. En ese caso, o su fuerza de voluntad es muy fuerte, o deberá buscar su equipo en agentes externos a sus sesiones de entrenamiento, ya que hasta las más fuertes voluntades se pueden quebrar si apoyo. Deben aferrarse a formar un equipo, bien con su círculo social, o bien con su ideario personal.

Si el budoka consigue crear entorno a sí una serie de ideales y convicciones en cuanto a sus rutinas, podrá crear su equipo de una sola persona.

26231453_10215078741867102_3936674895543068595_n

No obstante, si estos aspectos motivacionales individuales son trasvasados al equipo, y el instructor es capaz de hacer sentir como uno a cada miembro, el apoyo al equipo crecerá exponencialmente, llegando el equipo a ser una unidad compuesta de muchas unidades, en las que cada uno se realiza como componente del equipo.

EL INSTRUCTOR

Aquel que se presenta delante de una clase para impartir un conocimiento tiene una gran responsabilidad, tal y como un actor delante de un público de teatro.

Hay actores que son capaces de hacer buenas improvisaciones, e incluso los grandes actores suelen introducir sus propios guiños que les hacen reconocibles, logrando traspasar el personaje y llamar aun más la atención de su público, sin embargo los grandes papeles están previamente diseñados, tal y como debe enseñar un profesor.

Si ese actor carece de muchos recursos, debe prepararse aun mejor su guión, de tal manera que su motivación pueda ser llevar a cabo ese programa y comprobar su resultado.

En ocasiones, el instructor preparara su clase y el resultado no es el deseado. Aquí cabe la posibilidad de que se genere frustración en el instructor, no obstante, hay unas claves ante esta situación: No hay un sólo modo de enseñanza-aprendizaje.

Cuando se sufre esto, hay que salir del mando directo, que es el estilo de enseñanza más habitual, en el que el profesor dicta y el alumno ejecuta, para buscar otra forma: Imitación, resolución de problemas, auto corrección, asignación de tareas, grupos reducidos… o cambiar de ejercicio en función de la demanda.

37784871_10216684734415912_933316223284805632_o
El instructor debe disfrutar de su enseñanza junto con su dojo.

En la enseñanza del Karate, y más aun en niños, la imitación está por encima del mando directo.

Y englobando cualquier estilo educativo, está dotar de ilusión al alumno por lo que se hace, es decir, MOTIVAR.

Es la herramienta más poderosa que tiene un instructor. Incluso si no posee herramientas suficientes, si ya no es capaz de realizar la técnica con el vigor y la perfección adecuada, si el instructor es capaz de inspirar, la fuerza de alumno creará la energía adecuada para llevar el objetivo común a término, generando sinergia entre el instructor y la clase.

59762974_135972837467970_1109772276642133790_n

EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN

El instructor de artes marciales, y supongo que de cualquier disciplina, debe ser ejemplar.

Una persona no puede tener todas las respuestas, pero si puede otorgar llaves maestras para las diferentes puertas.

Es posible transmitir un concepto japonés llamado GANBARU, o según el contexto GANBATTE!

頑張る

Ganbaru es bastante similar a OSU NO SEISHIN (Espíritu de la perseverancia) en la idea de perseverar, esforzarse bajo presión y dar lo mejor de uno mismo.

Este concepto está muy arraigado en la cultura japonesa y en su propio ideario, no así en la nuestra, en que cada vez má, se relativiza el esfuerzo y los largos caminos, a cambio de ediciones low cost del conocimiento y la práctica. Dar valor a los años de práctica es una forma de motivar la enseñanza del Karate.

También aceptar el error. Si el error se toma como una forma de aprendizaje en positivo, el estudiante no estará cohibido a la hora de explorarse, investigar y por lo tanto interesarse cada vez más por la práctica.

KINTSUGI

El Kintsugi es el arte japonés de reparar con oro, creando de la veta de fractura un embellecimiento de la figura.

kintsugi-materiales

kintsugi

Si se le da valor al error, el estudiante reforzará su confianza y crecerá sobre bases fuertes.

Y sobre todo hay una cuestión que también embellece la práctica, se trata de un dogma de educación:

SE CORRIGE EN PRIVADO Y SE FELICITA EN PÚBLICO.

En este sentido el instructor que desee motivar a su estudiante debe seguir un proceso validador del estudiante que aun con esfuerzo falla.

Primero se debe validar algo que se pueda rescatar, aunque sea el hecho de haberse esforzado por acudir a clase.

En segundo lugar, sin que se sienta cohibido por recibir una crítica en público, se debe corregir una sola acción sin extenderse demasiado en la explicación.

En tercer lugar debe haber un mensaje motivador para fomentar la mejora.

Este sistema tipo “bocadillo” fomenta la confianza del estudiante y refuerza la relación con su instructor.

No hay más desmotivador que un instructor que no para de corregir a voz en grito sin ninguna aportación más. Esto crea desconfianza, frustración e inseguridad. Sobretodo cuando la mayoría de las correcciones se pueden solventar con un breve gesto, que generará complicidad entre el instructor y el alumno.

Por último, el uso de la voz en alto es adecuado para la motivación del grupo en positivo, pero no para regañar a nadie, eso produce en el instructor una imagen de tiranía y distancia que no propicia la motivación en positivo.

52647776_2017152201708752_1750234907247902720_n

En resumen:

La motivación proviene tanto de canales externos, como internos, pero la motivación personal es más poderosa.

El instructor debe disfrutar de su equipo y ser una fuente de motivación positiva, para ello debe plantearse objetivos comunes con su equipo.

Se debe aprovechar para crecer sobre el error y la frustración.

El cultivo del sentido egonista, es decir empoderamiento del Yo, debe contribuir a nutrir al equipo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 4 noviembre, 2019 en Artes Marciales, Filosofía, Otros

 

Etiquetas:

Shuri-jo: EL CASTILLO DE SHURI, una historia de resiliencia

Shuri-jo: EL CASTILLO DE SHURI, una historia de resiliencia

EL PASADO JUEVES NOS DESPERTABA LA NOTICIA DE UN TRÁGICO INCENDIO EN EL ICÓNICO CASTILLO DE SHURI, CENTRO CULTURAL DE OKINAWA Y SÍMBOLO DE LA CULTURA DEL KARATE

73539236_634478046956390_7361417767448215552_n

Imágenes antes y después del incendio del pasado jueves

La historia del castillo de Shuri, está íntimamente ligada a la del Karate Do, y es que es en torno al Castillo y la gente que ha habitado ese marco, que se desarrolló la línea de Karate (o Tuite) llamada Shuri Te.

El castillo data del siglo XIV, y aquí, en esta fecha inaugural comienza su extensa relación con el actual Karate.

75552774_10220311098632751_7948895454463262720_n

El autor en una visita al Shuri Jo en 2013

EL Rey Sho Hashi, primer residente del Castillo, era el mítico Rey de Chuzan, unificador de los tres reinos que componían Okinawa (Chuzan, Nazan y Hokuzan). Tras unificar estos tres reinos vecinos, se asentó en la fortaleza-palacio que mandó edificar en Shuri, que sería la capital del Reino de las Ryu Kyu. Entonces el Rey Sho promulga la primera prohibición de armas al campesinado de la isla, causa del nacimiento del primitivo Tui te (Karate) y el Kobu Jutsu (lucha con aperos de labranza)

Una curiosidad del palacio, es que el balcón real, no daba hacia el mar, sino hacia la tierra, para que los embajadores extranjeros pudieran admirar la extensión del reino.

350px-Karate_ShuriCastle

Arquitectónicamente el palacio era único pues su construcción recibió las mismas influencias que el primitivo Tui te: China, Japón y elementos propios de Okinawa, pues aunque la construcción comenzó a finales del siglo XIV, concluyó al menos en el siglo XVIII, en la misma época en la que se albergó al último Zapposhi (enviado del Emperador de China) Este fue el llamado Kushanku, quien da lugar al kata Kanku. Aquel funcionario chino enseñó su sistema en la ciudad de Shuri a miembros tan destacados para la historia del Karate, como Kanga Sakugawa.

4ac5a0f87be70b01b4f88136b6b210b5

Maqueta que se podía ver en la sala de exposiciones, que representaba la corte de funcionarios del palacio, ordenada como un caleidoscopio en función de su rango, al modo chino.

Como es sabido, en el siglo XVI el clan japonés Satsuma conquistó la isla, y los uchinandis pasaron a ser dobles feudatarios, tanto de China, como de Japón. Es en esta época cuando comienza el declive económico del Reino. Y sobreviene la segunda prohibición de espadas contra la nobleza de la isla, por lo que se extendería el uso del arte del Karate a los funcionarios del palacio de Shuri, tanto es así, que incluso la familia real, tenía su propio estilo de Okinawa Te. Sobre este estilo, se refiere en el siglo XX el maestro Chooki Motobu, quien su familia pertenecía a la alta aristocracia. Según decía Motobu, era su hermano mayor quien estaba destinado a aprender el “sistema real”, mientras que él debía conformarse con espiar las lecciones, hasta que pudo encontrar un maestro quien le enseñara.

En cuanto a la convivencia de chinos y japoneses en la ciudad de Shuri, y en concreto en torno al palacio, era más propio de una comedia de enredo, que de una misión diplomática.

Los japoneses de Satsuma, permitieron la doble convivencia, ya que era la única forma de comerciar con el exterior, ya que los shogunes de Japón impedían el comercio internacional, excepto con una reducida colonia europea. Mientras, en Ryu Kyu, debían fingir frente al emperador de China y sus funcionarios, que seguían teniendo la exclusiva del comercio, por lo que los reyes de Ryu Kyu y su corte debían hacer auténticos trucos de escapismo las veces que las dos embajadas coincidían.

Shuri-Castle-Okinawa-Travel-Guide-22-1020762

Trono real de Ryu Kyu

En 1869 la revolución Meiji le confiere nuevos poderes al emperador de Japón, otorgándole un poder fáctico, más allá del simbólico y religioso que había tenido durante tiempo inmemorial. Al ser el emperador el nuevo mandatario y anulando la figura del Shogun, relegó al último Rey de Ryu Kyu a ser un miembro más de la aristocracia, obligándole a residir en Tokyo en 1874, por lo que el Shuri-jo es abandonado.

Treinta años después, a principios de siglo XX una maestra japonesa de nombre Ito, lee en un periódico que el castillo iba a ser destruido puesto que representaba la existencia dentro de las fronteras del nuevo imperio de un poder extranjero. La maestra Ito, se interesa por la peculiar arquitectura del edificio y convence a un arquitecto amigo suyo a que promueva en el gobierno una restauración del edificio, que en tan sólo tres décadas había sufrido bastante debido al abandono.

1049526_orig

Fotografía del Shuri Jo en alrededor del año 1900. Se Puede ver el deterioro de la sala principal.

Los dos japoneses interesados viajaron a Okinawa, y aunque hicieron un gran esfuerzo, poco pudieron conseguir del ultra nacionalista gobierno japonés, que tan sólo aceptaba la restauración de santuarios shinto, religión oficial del imperio.

Desde el barrio de Shuri surgió la idea de convertir el palacio, al menos en los registros oficiales, en un Santuario Shintoísta, dedicado a dos deidades autóctonas, sin embargo, el gobierno japonés no aceptó a estos dioses como parte del panteón oficial, y volvieron a sufrir un revés gubernamental.

Fue en los años treinta, cuando por un golpe de suerte, al igual que el Karate en las islas mayores, se reconoce al Shuri-jo, como Shuri-ji, y al menos nominativamente, pasa a ser considerado santuario del pueblo de Okinawa, y lugar de recreo y adoración para el distrito de Shuri.

Este esplendor duraría poco, ya que la terrible Segunda Guerra Mundial se cebó especialmente con el pueblo de Okinawa. La fortaleza de Shuri pasó a ser el cuartel general de la artillería nipona. El pueblo de Okinawa lo consideró como la primera base militar extranjera en su país.

El ejército americano no fue compasivo con la singular construcción, y en 1945 el palacio fue reducido a cenizas hasta sus cimientos por los bombardeos.

El pueblo uchinandi, gracias a sus recuerdos y algunos documentos antiguos, logró reconstruirlo, y se reinauguró en 1992, siendo en 2000 reconocido por la UNESCO como patrimonio de la Humanidad.

5654b8a23faf413536563d190410b641

Maestros considerados Tesoros Vivientes de Japón en el Shuri Jo

En el recuerdo, podemos vislumbrar a la guardia de los reyes de Okinawa entrenándose bajo las instrucciones de Sookon Matsumura, diseñador del Nahianchi, pensado para defender “puerta del castillo”, lo que pudiera ser un código para referirse a la defensa del propio Rey. Que hasta Napoléon Bonaparte supo del lejano reino de oriente que se defendía tan sólo con manos y pies.

O posteriormente al Comodoro americano Perry, apuntando a Shuri con sus cañones y entrevistándose con el Rey de Okinawa, cuya escolta, encabezada por el maestro Anko Itosu, no precisaba de armas…

rey-sho-tai-matsamura-itosu

Recreación de Matsumura e Itosu escoltando al Rey Sho

Y ahora en 2019, en su máximo esplendor como primer lugar de obligada visita turística a la isla, ha vuelto a sufrir otro contratiempo, justo en el momento en que en Japón abdica el Emperador en favor del heredero, justo cuando el Karate por fín había sido reconocido por primera vez como disciplina olímpica… y después se decide que tan sólo por una vez… Supongo que tanto la historia del Castillo de Shuri, como la del Karate, es una línea de sucesos ligados a representar la resiliencia, constancia, empoderamiento y sobretodo un ejemplo de perseverancia… Caerse 7 veces, levantarse 8.

985d38c7f2ae99155e6089244506c655

Por último sólo quiero aprovechar para agradecer al gran maestro Hanshi Minoru Higa, 10º dan, y uno de los últimos tesoros vivientes de Okinawa, por llevarme a visitar la maravilla que es el Shuri Jo.

6061d6db-348a-482a-9e3a-4d6f81556055-4c979e75

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 noviembre, 2019 en Artes Marciales, Historia

 

Etiquetas: , , , , ,

Full-Contact Karate

Full-Contact Karate

En otros artículos he hablado de la diferencia entre en Karate “olímpico” o No-Contact Karate y el Full-Contact Karate.

37794310_10216684708815272_5734912535761518592_o

Convencionalmente se suele pensar que el Karate olímpico es la forma original de combatir en Karate, sin embargo esto no, es ni mucho menos así.

El sistema de no contacto, llamado Sun Dome en japonés, es un concepto moderno, que no tiene mucho que ver con la idea original del Karate, que pretendía ser un sistema eficiente de arte marcial.

Todai_kumite

Kenwa Mabuni, Shito Ryu realizando pruebas de Kumite

Algunos maestros vieron en la represión del golpe la quintaesencia del Karate.

Ciertamente llegando a controlar un golpe a máxima potencia a unos centímetros del objetivo, se puede llegar a controlar el espíritu, conectado esto con un espíritu proveniente del Zen, y entroncado en la tendencia espiritualista de las artes marciales del siglo XX, que incluso modificaron el nombre del Tui te por Karate Do, en el sentido de camino de perfección espiritual.

Esto realmente, aunque de una gran dificultad, ha ido evolucionando hacia lo que hoy podemos considerar un sistema de alta dificultad y rendimiento, de sombra con compañero. EL ANTI KARATE.

Pero acaso ¿Podemos considerar que el Karate original estaba pensado para esto? ¿no se practicaban sistemas de combate reglado con contacto en Okinawa y Japón? ¿Fue Oyama de Kyokushinkai el primero?

No, definitivamente, no.

La historia del Karate ha sido “Shotokan centrista”, es decir, se ha dado a entender que fuera de la oficialidad del Shotokan de WKF, lo demás es difuso, y no es así, y la realidad es que hasta el propio Funakoshi, el fundador de la escuela, en sus últimos años abandonó Shotokan, y apadrinó el Shotokai de Egami, que mantenía la dureza del estilo.

Quisiera salvar de esta crítica a la JKA quienes siguen manteniendo un sistema de kumite tradicional llamado Shobu Ippon, bastante realista.

Cuando Masutatsu Oyama entrenaba en Shotokan bajo las instrucciones de Yoshikata Funakoshi, acudía regularmente a otras escuelas de Karate donde practicaban kumite con pocas restricciones. Recordemos que Gichin Funakoshi, padre del KARATE MODERNO, condenaba cualquier tipo de combate.

La revelación definitiva fue cuando Oyama de 24 años, vio como Yoshikata Funakoshi atravesaba una pared tras ser golpeado por el maestro de Goju Kai So Neishu, a quien Oyama decidió seguir.

oyama-and-gogen-yamaguchi

Oyama practicando kumite con Yamaguchi de Goju Kai

En aquella época Oyama comenzó a visitar escuelas donde podía practicar, lo que para él era una nueva visión del Karate, donde se practicaban sistemas de karate casi total, como el kumite enseñado en Goju Ryu o la escuela de Karate Shorin Ji Ryu Renshinkan.

Había y existen aún, muchos estilos que emplean el Full Contact Karate con protecciones, como el Koshiki Karate, que provienen del estilo Shoronji Ryu Kenkokan, que a su vez provienen de ideas desarrolladas en Okinawa por distintas escuelas. Recordemos que a mediados del siglo XX se podían contabilizar más de trescientas escuelas de Karate, y algunas muy diferentes entre sí. Es decir, Shotokan era realmente sólo una más.

La revolución de Oyama, llega cuando, tras el segundo campeonato del mundo de WUKO (World Union Karate Organization) en 1972, el equipo japonés es rápidamente derrotado.

Oyama, quien ya desde 1968 había desarrollado su sistema deportivo de Full Contact Karate, llamado Knock Down (Jissen Karate en japonés) realiza declaraciones a la prensa diciendo que el Karate que se había presentado en París en 1972 no era representativo del verdadero Karate Japones.

En 1975 establece la idea de unas olimpiadas del Karate, abiertas a todas las artes marciales. Se trataba del World Open. Sin protecciones, sin restricciones de estilo, sin categorías de pesos, sin detener el combate. Una idea de Kakedameshi, combate con contacto directo que fue revolucionaria.

A partir de esta idea, millones de personas en todo el mundo se sumaron a esta forma de entender el Karate, basada en los principios filosóficos de Bushido. Un sistema de competición digno de artistas marciales, y no de simples deportistas.

Este torneo supremo se ha seguido realizando cada cuatro años en la ciudad de Tokyo.

En la actualidad, tras el cambio de línea de IKO1, es WKO quien ha tomado el relevo de continuar esta tradición creada por Mas Oyama.

Tras la escuela de Oyama, desde el principio, se fueron creando estilos y federaciones que continuaron con esta línea de Karate de contacto pleno. Teniendo en cuenta que son algo más de un centenar los estilos y/o federaciones derivados de Kyokushinkai: Kickboxing, Budokai All Round Fighting, Seido Juku, Daido juku, Asihara, Enshin, Karate Jutsu Kai, Oyama Ryu, Shidokan, Kyokushin boxing… Además de estilos que sin provenir del Kyokushinkai, se acogieron a la forma de FullContact Karate de Oyama: Taikiken, Byakuren, Kenpo Karate, Muso Kai, Karate Contact…

Sin embargo, según la actual World Karate Federation, en palabras de su Presidente, el español Antonio Espinós, todos estos estilos de Karate están equivocados… y ni tan siquiera existen.

Se calcula que más de cuarenta millones de personas en todo el mundo estamos equivocados por seguir estilos y federaciones relacionados con el Kyokushin de Oyama y el concepto de FullContact Karate…

renshinkan

koshiki

goju ryu

uechi ryu

shotokan JKA

taikiken

karate combat

enshin karate

ashihara

kudo, daido juku

kenpo

nippon kenpo

byakuren

butokukan

kyokushin knock down

shotokai

all round fighting

 

Etiquetas:

Las claves del Dojo Kun

Las claves del Dojo Kun

Claves para comprender el Dojo Kun de Kyokushinkai

dojo_kun_kyokushin

Hoy recojo una cuestión que últimamente parece bastante recurrente en los practicantes de Kyokushin interesados en indagar un poco más sobre nuestra Historia y filosofía, y es sobre estas dos visiones que intentaré esclarecer algunas dudas al respecto, ya que no soy filólogo, aunque no tendré más remedio que explicar algunos kanjis (ideogramas) que, como aficionado, he podido estudiar.

Parece que todos los practicantes aceptamos como único el famoso Dojo Kun, o juramento/compromiso, que Sosai Oyama escribió con la ayuda del grandioso novelista Eiji Yoshikawa, autor del best seller ”Musashi”, sobre la vida del célebre ronin (guerrero sin señor) Miyamoto Musashi, quien fue el espejo en el que Oyama se miraba.

eiji-yoshikawa

Eiji Yoshikawa, autor de Musashi

La primera vez que Oyama visitó al autor fue en Septiembre de 1946. Un mes después Oyama realizó su retiro al monte Minobu donde, guiado por su maestro de Goju Kai, So Neishu y emulando al propio Musashi, quien desarrolló su propio estilo en ese lugar, se retiró por un plazo de 3 meses a un templo budista. A su regreso comenzó su popularidad al proclamarse campeón del primer campeonato de karate de todos los estilos tras la guerra, que se celebró en Kyoto en 1947.

En 1948, decidido a completar su retiro, eligió esta vez el Monte de Kiyozumi, en la cuna del Budismo Nichiren, una secta de budismo esotérico, llamada así en homenaje a su fundador, el monje budista del mismo nombre, Nichiren Daishonin (s. XIII), cuyas cenizas se encuentran en parte en el monte Minobu, tal y como fue su deseo en vida.

Nichiren_statue_Japan

Estatua dedicada a Nichiren

Precisamente, sobre el sutra del Loto, escrito por Nichiren, era sobre el que meditaba Miyamoto Musashi, adepto de esta secta religiosa.

Es decir, estos dos lugares tienen una importancia capital para el pensamiento de Oyama, ya que en ellos aunaba su fervor tanto por Nichiren, como por Miyamoto Musashi.

405526_289084551142863_459094868_n

Febrero de 1957, Oyama, con un grupo de estudiantes, tras fundar el estilo Kyokushin en 1956, ofrece sus respetos en una ceremonia en el templo de Mitsumine

Dentro de esta filosofía, explicada a fondo por Eiji Yoshikawa, es donde hay que entroncar el Dojo Kun de Kyokushin, escrito en caracteres de Japonés clásico.

Si traducimos literalmente los kanjis, es complicado entender qué es exactamente a lo que se refiere el verso, si no se comprende el pensamiento y los conceptos en los que se enmarcó cuando se escribió.

La inspiración definitiva para la construcción del Dojo Kun, fue el propio Dojo Kun que confeccionó Gichin Funakoshi, fundador del Shotokan, y primer maestro de Karate de Mas Oyama.

gichinfunakoshi

O Sensei Funakoshi

En el dojo kun de Funakoshi se habla de

-Respeto a los demás

-Esfuerzo y constancia

-Reprimir la violencia

-Guardar siempre fidelidad

-Perfección de la personalidad

Y al igual que en el de Kyokushin, cada precepto sigue la tradición Confucionista de comenzar por el término Hitotsu!, que en castellano se puede traducir como Primero, siguiendo la costumbre ordinal de esta tradición china, pero también como Ante todo ó Lo más importante, haciendo ver que todas tienen el mismo valor.

En España, la traducción fue realizada en los años sesenta por Shihan José Millán, quien fue el primer instructor que enseñó Kyokushin en el país, y el primer cinturón negro español.

rey

Shihan José Millán en el medio junto a Sosai Oyama y los entonces príncipes de España Juan Carlos I y Sofia de Grecia

En aquella época Shihan Millán, quien era un eminente filólogo que trabajaba en una universidad de Japón, venía una vez al año a España para impartir en Zaragoza las enseñanzas que aprendía directamente de Sosai Oyama a un grupo de judokas, convertidos al nuevo arte del Karate, que aun estaba prohibido en España, encabezados por el instructor principar Luis Zapatero.

Posteriormente el Maestro Luis Zapatero, continuaría su camino estudiando Goju Ryu y el contacto de Shihan Millán comenzó a ser Antonio Piñero, quien era senpai con en anterior grupo. Antonio Piñero desde España y José Millán en Japón, en los años sesenta, sentarían las bases del Kyokushin nacional futuro.

En este contexto debemos entender pues la traducción que se hizo del Dojo Kun que hoy en día conocemos todos los practicantes españoles, ya que, por ejemplo, en America Latina lo traducen de otra manera, quizá más literal.

Desde mi punto de vista, Shihan Millán consiguió una traducción donde se podía comprender bien el sentido filosófico que se le quería dar al juramento, sin que supusiera en aquella época algo demasiado extravagante que hubiera podido tener consecuencias negativas en un país en plena dictadura ultra católica como era el Franquismo, y que luchaba por legalizar la práctica de este arte oriental desconocido para la mayoría:

Versión japonesa (pronunciación):

吾々は心身を錬磨し確固不抜の心技を極めること
Hitotsu. Wareware wa, shinshin o renmashi kakko fubatsu no shingi o kiwameru koto.

吾々は武の神髄を極め機に発し感に敏なること
Hitotsu, wareware wa, bu no shinzui o kiwame, ki ni hasshi, kan ni bin naru koto.

吾々は質実剛健を以て克己の精神を涵養すること
Hitotsu, wareware wa, shitsujitsu gouken o motte, kokki no seishin o kanyo suru koto.

吾々は礼節を重んじ長上を敬し粗暴の振舞いを慎むこと
Hitotsu, wareware wa, reisetsu o omonji, choujou o keishi, sobou no furumai o tsutsushimu koto.

吾々は神仏を尊び謙譲の美徳を忘れざること
Hitotsu, wareware wa, shinbutsu o toutobi, kenjou no bitoku o wasurezaru koto.

吾々は知性と体力とを向上させ事に臨んで過たざること
Hitotsu, wareware wa, chisei to tairyoku to o koujou sase, koto ni nozonde ayamatazaru koto.

吾々は生涯の修業を空手の道に通じ極真の道を全うすること
Hitotsu, wareware wa, shougai no shugyou o karate no michi ni tsuuji, Kyokushin no michi o mattou suru koto.

(La palabra koto, con la que finaliza cada precepto significa “cosa” y se usa como conjunción entre preceptos.

Versión española:

1º Dedicaremos todo nuestro esfuerzo, al desarrollo espiritual, intelectual y físico.

1º Nos mantendremos alerta en la búsqueda del verdadero camino del arte marcial, así como en las enseñanzas de nuestros maestros.

1º Buscaremos con gran vigor, cultivar un espíritu de abnegación.

1º Observaremos las reglas de la cortesía, respeto a nuestros superiores y nos abstendremos de la violencia.

1º Nunca olvidaremos la verdadera virtud de la humildad.

1º Nuestros únicos deseos serán buscar la sabiduría y la fuerza física y mental.

1º A través de la disciplina del Karate Kyokushin, buscaremos el completo y verdadero significado del Camino.

Versión inglesa:

We will train our hearts and bodies for a firm unshaking spirit.

Entrenaremos nuestros corazones y cuerpos para un firme espíritu inquebrantable.

We will pursue the true meaning of the Martial Way, so that in time our senses may be alert.

Perseguiremos el verdadero significado del Camino Marcial, para que con el tiempo nuestros sentidos puedan estar alertas.

With true vigor, we will seek to cultivate a spirit of self denial.

Con verdadero vigor, buscaremos cultivar un espíritu de abnegación.

We will observe the rules of courtesy, respect our superiors, and refrain from violence.

Observaremos las reglas de cortesía, respetaremos a nuestros superiores y nos abstendremos de la violencia.

We will follow our religious principles and never forget the true virtue of humility

      • Alternate Version – We will follow our God, and never forget the true virtue of humility.

Seguiremos nuestros principios religiosos y nunca olvidaremos la verdadera virtud de la humildad.

    • Versión alternativa: seguiremos a nuestro Dios y nunca olvidaremos la verdadera virtud de la humildad.

We will look upwards to wisdom and strength, not seeking other desires.

Mejoraremos nuestra sabiduría y la fuerza, no buscaremos otros deseos.

All our lives, through the discipline of Karate, we will seek to fulfill the true meaning of the Kyokushin Way.

Toda nuestra vida, a través de la disciplina del Karate, buscaremos cumplir con el verdadero significado del Camino Kyokushin.

Analisis del Dojo Kun en Castellano:

1.- Dedicaremos todo nuestro esfuerzo al desarrollo espiritual intelectual y físico

En la versión española, se hace la partición clásica de cuerpo, mente y espíritu, sin embargo en la traducción inglesa, el espíritu (inquebrantable/inamovible) es una consecuencia del entrenamiento físico y mental.

En japonés la referencia espiritual es 心技 SHINJI, que también se puede leer como KOKORO WAZA, y se refiere a dominar la técnica espiritual por igual que la física a través del entrenamiento. Kokoro es el corazón espiritual, el cual está dividido precisamente en cuerpo, mente y alma (forma el emblema de Shinkyokushin), por lo que la traducción española simplifica esta traducción dándoles, en efecto igual valor.

KokoroMeaning240pxHigh

Por otra parte la filosofía de Oyama especifica que el entrenamiento del Kyokushin es mitad físico y mitad mental y espiritual.

2.- Nos mantendremos alerta en la búsqueda del verdadero camino del arte marcial, así como en las enseñanzas de nuestros maestros.

Esta promesa en castellano es bastante curiosa, la primera parte, coincide con su traducción inglesa y con el reconocimiento de los kanjis, en los que se puede distinguir el sentido de alerta y muy especialmente el Kanji BU , del que viene la palabra BUDO, Arte o Camino Marcial.

Sin embargo en ningún lado parece que se distinga nada sobre las enseñanzas de nuestros maestros.

En la versión inglesa dice que el camino marcial hará que tengamos nuestros sentidos alerta. Sin embargo lo que se desprende de la traducción de los kanji, es que debemos ser receptivos hacia la esencia de las artes marciales. Una forma de ser receptivo o de estar alerta para mejorar, es contemplar con atención las enseñanzas de los instructores, sin embargo, si seguimos la propia filosofía de Miyamoto Musashi y del propio Oyama, hay un momento en el que el estudiante debe recorrer su camino marcial tal y como un ronin, siguiendo el precepto de Shuhari, que son las tres fases del entrenamiento por las que pasa un budoka antes de crear su propia versión del arte.

Por lo tanto el significado está más relacionado con ser sensible al correcto aprendizaje del arte.

3º Buscaremos con gran vigor, cultivar un espíritu de abnegación.

Ambas traducciones están de acuerdo, la traducción también podría interpretarse como buscar con mucha atención un espíritu de ayuda de provecho o de calidad.

4º Observaremos las reglas de la cortesía, respeto a nuestros superiores y nos abstendremos de la violencia.

Una vez más las dos traducciones vienen a decir lo mismo y de la misma manera, sin embargo en la versión japonesa, se menciona el respeto a la cortesía y la abstención de la violencia. Supongo que para un japonés, en una sociedad tan jerarquizada, era común que su Reisetsu (comportamiento cortés) incluyera la reverencia a los instructores y la estructura jerárquica de la escuela, y a los traductores les pareciera conveniente adicionar esto en el mundo occidental para que no se tomase el arte marcial como un simple deporte, aunque no deja de ser curioso que el mismo precepto inexistente de forma literal, se añadiera de dos maneras diferentes en dos promesas.

5º Observaremos las reglas de la cortesía, respeto a nuestros superiores y nos abstendremos de la violencia.

Sobre esta promesa se suele discutir bastante, por su interpretación religiosa.

Hay que entenderla en el contexto de la mentalidad de un japonés. La palabra Shinbutsu se refiere a Buda (神仏) al traducir literalmente el primer kanji se puede hablar de dios, pero no en el contexto occidental, sino como kami, es decir una figura relevante a nivel espiritual.
Las enseñanzas de Buda se basan principalmente en la humildad, sabiduría y compasión, y este es el sentido de la frase, más allá de que por supuesto Sosai siguiera preceptos propios del budismo esotérico de Nichiren.

En la versión española, traducida por Shihan José Millán, supongo que en aquella época no quiso complicar a los practicantes y eliminó la referencia religiosa, dejando la esencia del mensaje, referido a la humildad o la modestia.

Hoy en día en las versiones en inglés muchas organizaciones lo traducen en el sentido de que cada uno sea consecuente con sus propios principios espirituales o religiosos, ya que normalmente van dirigidos en este mismo sentido de modestia: cristianismo, islam, judaísmo…

Nuestros únicos deseos serán buscar la sabiduría y la fuerza física y mental.

En la traducción literal dice que sólo debemos preocuparnos por la sabiduría (chisei) y la fuerza (tairyoku), sin embargo en la traducción española, se puede entender mejor los sentidos de algunas conceptos japoneses que abarcan más cosas que la fuerza y la inteligencia, también lo que denomina fuerza físico mental, ya que Tairyoku, no sólo quiere decir fuerza física, sino también energía vital, es decir el hecho de sentirse en forma.

A través de la disciplina del Karate Kyokushin, buscaremos el completo y verdadero significado del Camino.

En esta última promesa, el traductor español,realiza un giro de cortesía hacia los demás estilos y sensibilidades, ya que en ella versión japonesa los kanjis de Kartate 空手 y de Kyokushin 極真 se encuentran separados por una frase, en la que dice que a través de la dedicación al entrenamiento del Karate, buscaremos el completo significado del Camino del Kyokushin, que es como posteriormente Sosai Oyama titularía a su auto biografía (Kyokushin Way) Sin embargo puede sonar como algo poco comprensible para el profano.

Lo que sí deja claro Oyama en este precepto es que su filosofía pretendía calar como un nuevo sistema de pensamiento y proceder, como de hecho consiguió.

Por otra parte Oyama sostenía continuamente que el arte marcial supremo es el Karate, y el Kyokushin es la escuela más fuerte (the strongest karate)

184741_10200499838643633_289655445_n

Shihan Iván Pérez Robles en una visita a Kiyozumi, junto al monolito dedicado a Sosai Oyama

 
Deja un comentario

Publicado por en 24 septiembre, 2019 en Artes Marciales, Filosofía, Historia, Otros

 

Etiquetas: , , ,

Entrevista a Iván Pérez Robles, Director del SIPR Dojo y Educador Social. Karate como elemento integrador

Entrevista a Iván Pérez Robles, Director del SIPR Dojo y Educador Social. Karate como elemento integrador

Entrevista realizada a principios del año 2019 en el marco de un estudio sobre antropología social, sobre la tesis de las relaciones humanas en entornos deportivos.

Género, edad, residencia, ocupación

Hombre, 34 años, Vitoria, Profesor de Karate, Director deportivo y Educador Social.

¿Cuánto tiempo llevas ejerciendo como educador social?

Desde Mayo de 2008.

¿En qué organización/centro/asociación estás trabajando y cuánto tiempo llevas en ésta?

Centro de menores extranjeros no acompañados (MENAS) de Bideberria gestionado por la Asociacion Urgatzi y anteriormente en Zabaltzen con la Asociación Ixuri. Ambos centros del IFBS de Diputación Foral de Álava. Aunque la gestión cambió, participo en el mismo proyecto desde 2008.

También soy el representante en España de la Asociación Internacional No Difference, que apoya a través del deporte y las artes a personas en riesgo de exclusión, tanto por discapacidad física, como por situación social. Esta asociación actúa en colaboración con la federación de artes marciales World Independent Budo Kai, de la que soy miembro del comité ejecutivo mundial y representante nacional.

Dirijo desde 2015 el Dojo (Centro de entrenamiento) Ludus SIPR Dojo, con sus diferentes sedes en Vitoria Gasteiz.

¿Y utilizando el deporte como estrategia integradora?

La capacidad de integrar del Karate ha sido una constante en mi desempeño profesional desde que comencé a impartir clases en el año 2000.

El hecho de integrar debe partir de una voluntad por parte del formador, si bien la capacidad directa del proyecto ha ido evolucionando con mi propia formación y consciencia del resultado del trabajo.

Hubo un momento en que el resultado empírico me demostró que a través del estudio de las artes marciales se atendían a diferentes dificultades sin que en un principio existiese una intencionalidad directa por mi parte.

En 2008, los responsables de la Asociación Ixuri, conscientes de este hecho confiaron en mí, entre un grupo de artistas marciales, dentro de un equipo interdisciplinar, para solventar una situación conflictiva que se vivía en un centro de menores extranjeros que se había descontrolado por completo.

Las estrategias motivadoras de las artes marciales, junto con los métodos de seguridad, contención física y emocional, así como programas específicos con los jóvenes a través del deporte y la filosofía de las artes marciales, resolvieron ese conflicto que en un principio se planteó como irreversible por muchas instituciones. Esto orientó mi atención hacia este fin concreto y se manifestó como una revelación en el año 2009 cuando conocí al maestro Claudio Alessi en Japón. Allí pude saber de su trabajo en la Asociación No Difference y la capacidad ilimitada de las artes marciales como apoyo y solución definitiva a casi cualquier dificultad física y social.

Tres meses después de nuestra reunión en Japón, viajé a Suiza, donde el maestro Alessi tiene su centro de operaciones con el fin de comprobar in situ los avances que realiza con personas con discapacidad física y mental, así como aprender sobre sus estrategias de motivación con deportistas de élite. Este ejemplo fue decisivo para reorientar una vez más mis esfuerzos en una dirección concreta.

En principio comencé trabajando con las problemáticas de los estudiantes que tenía en el dojo (lugar de entrenamiento) encontrándome con muchos casos de TDA/TDAH (Déficit de atención e Hiperactividad) y distintas sintomatologías del espectro autista, así como, a nivel social, con niños de etnia gitana con dificultades de integración. Puesto que mi formación en estos aspectos se ha ido ampliando a través de los años gracias a la política de formación continua de las empresas en las que he trabajado y de cursos de interés individual, al principio mi única información era lo que podía saber a través de los padres de los estudiantes, por lo que el éxito de la formación se daba al no intervenir directamente las diferentes dificultades y asumiendo que debía limitarme a mi área de conocimiento, el Karate.

Posteriormente a través de la formación y la experiencia he podido intervenir en otras áreas más complejas siempre de manera adyacente a cualquier tratamiento formal, en los que un profesor de Karate no debe involucrarse.

¿Cómo enfocas los entrenamientos? ¿tienes en cuenta las características culturales de los/las alumnos/as?

Como he dicho anteriormente un profesor de Karate debe limitarse a desarrollar su propio arte, aunque también debe dotar a los estudiantes de todas las herramientas motivacionales que estén a su disposición.

El karate debe tener una doble cara, individual y colectiva. Es decir, desde la necesidad individual se debe orientar  al enriquecimiento del equipo. Y el equipo pasará a ser una prioridad para el individuo.  La responsabilidad respecto al crecimiento conjunto, la preocupación por todos los componentes, la identificación de los compañeros como miembros de un colectivo único por encima de cualquier situación u origen facilitan que el individuo encuentre sus propias respuestas existencialistas a cualquier conflicto de identidad.

En cuanto a la formación individual, cuando se trabaja una problemática concreta, el estudiante debe sentirse validado, y para ello habrá que valorar si necesita sesiones individuales previas, o si por su particular forma de ser requiere pasar a formar parte del grupo inmediatamente.

En todo caso, cada uno debe tener su propia identidad y méritos ganados con su propio esfuerzo.

¿Qué perfil tienen estos jóvenes?

Aceptamos a cualquiera que desee ser mejor hoy que ayer.

¿Cuál es la nacionalidad predominante, son clases grandes/pequeñas?

En el proyecto actual concreto con MENAS, ya que también atendemos a otros colectivos con otras problemáticas, predomina la población magrebí, principalmente Marruecos y Argelia, aunque hemos tenido jóvenes de distintos países subsaharianos.

El proyecto siempre ha evolucionado dependiendo de las necesidades.

La mayor labor ha sido individualizada y ha habido varios casos en los que estas personas se han ido integrando en las clases colectivas.

Actualmente esto es más fácil debido a la escuela inclusiva que fundamos hace tres años, en las que hemos podido becar a algunos estudiantes.

¿Tienen alguna dificultad para seguir la clase (lengua, costumbres, etc.)?

El idioma en ocasiones puede dar alguna dificultad a la hora de seguir explicaciones rápidas sobre la marcha. Afortunadamente al ser una actividad en grupo o con compañero es muy intuitiva y resulta fácil imitar.

¿Cuál es el sexo predominante de tus alumnos? ¿es algo que influye en los entrenamientos?

En las clases grupales apostamos por la inclusión de género desde el principio, de hecho el resto de instructoras son mujeres: Erika Ciudad, Aitana Pérez, Jessika Egidua…

En las clases actualmente hay más mujeres que hombres, y contamos con proyectos de apoyo al empoderamiento de la mujer.

En el proyecto de apoyo a la desintoxicación contamos con mayor número de hombres que de mujeres.

En el proyecto de Menas, hasta ahora siempre han sido hombres.

Con todos los grupos funciona especialmente bien la agrupación en equipos mixtos.

La relación con estos jóvenes, ¿se limita a los entrenamientos o se extiende a otros ámbitos?

En referencia a los Menas, la relación en concreto conmigo viene derivada de mi actividad como Educador en un centro de Menas. Una vez integrados en el equipo, ellos se relacionan conmigo y con el resto de instructoras al igual que cualquier otro miembro, y su cercanía dependerá de la implicación que deseen tener en las actividades del dojo.

Como instructores de Karate podemos llegar a ejercer una gran influencia en los jóvenes, sin embargo debemos ser responsables para que ellos mismos encuentren sus propias respuestas y soluciones sin llegar a interferir más allá del ámbito de las artes marciales, que ya en sí mismas engloban un marco ético y conductual.

¿Y entre los alumnos?

El apoyo del individuo al equipo y viceversa, es uno de nuestros pilares de trabajo.

Nuestra ilusión es crear “hermanos de armas”.

¿En qué medida crees que estar en este tipo de programas les ayuda a su integración diaria?

Totalmente. Un equipo de artes marciales con sensibilidad hacia la inclusión es un lujo al alcance de cualquier sociedad.

En sí las artes marciales han pasado a lo largo del siglo pasado, de ser sistemas reglados de guerra y auto defensa, a mostrarse como un vehículo seguro para la paz.

Después de la Segunda Guerra Mundial, con Japón arrasado, uno de los grandes impulsores de su éxito actual fue precisamente la voluntad de los maestros de Budo (Artes Marciales) que a través de su práctica consiguieron elevar sobre sí mismas a las siguientes generaciones.

Este espíritu de perseverancia samurai ha conseguido revelarse como una aportación educativa definitiva a nivel global, siendo recomendado por todos los entes mundiales competentes en la materia.

¿Ves algún tipo de diferencia/discriminación dentro del equipo hacia las personas migrantes?

No. De hecho el equipo nace con una gran voluntad inclusiva.

¿Y en el ámbito formal (competiciones, ceremonias, etc.)?

No. Las artes marciales y en concreto el Karate Kyokushin en sus competiciones tiene como precepto crear un lenguaje común a través del Budo para llegar al ideal de la Paz Mundial.

Cuál es tu opinión acerca de las estrategias de integración en el sistema educativo.

El sistema educativo español actual bebe del gran retraso heredado del Franquismo, muchos de los avances liberales anteriores se apagaron con la Guerra Civil del 36.

Ahora parece ser que comienzan a desarrollarse de nuevo métodos de enseñanza de otras corrientes que tienen en cuenta los diferentes tipos de habilidades y aprendizajes. Creo que el futuro se puede contemplar con grandes expectativas, aunque deberán ser las siguientes generaciones las que normalicen estos sistemas, ya que nosotros hemos bebido de una enseñanza tradicionalista que por desgracia se ha fijado demasiado en nuestro imaginario y hay que realizar un trabajo introspectivo importante para confiar plenamente en nuevos métodos. Y no todo el mundo tiene la voluntad de desaprender y volver a crear. Ya que, desde mi punto de vista, como sociedad nos cuesta validar lo extraño, quizá por miedo a no ser validados nosotros mismos como partes de algo. Pero el educador/formador debe ser valiente y comprometido.

¿Crees que son efectivas en la integración social de estos jóvenes?

Veo el futuro con expectación y pienso que si los educadores y formadores no tenemos una auténtica voluntad de integración, validación y compromiso, no podremos contagiar de optimismo a la sociedad.

Yo mismo, aún después de veinte años contribuyendo con éxito a la integración a través de las artes marciales, casi a diario me encuentro con escépticos que siguen pensando que pueden ser métodos peligrosos que contribuyan a generar más violencia en jóvenes problemáticos.

Lo mas fácil siempre ha sido excluir, encerrar, apartar o eliminar. Ahora, sin embargo, hablamos de incluir, liberar, integrar, reconducir… y muchas veces pienso que simplemente utilizamos términos que están de moda, ya que cuando se tiene la oportunidad o en ocasiones el poder para realizarlo, simplemente se rechaza.

Por eso creo que somos todos como sociedad los que debemos tener la voluntad para creer en mejores métodos y que no nos paralice el miedo.

Un lema para nosotros en Ludus SIPR Dojo es:

SIN VALOR NO HAY PRUEBA,

SIN PRUEBA NO HAY CONFIANZA ,

SIN CONFIANZA NO HAY RESPETO.

 

Shihan Iván Pérez Robles

           Cinturón Negro 5° dan Kyokushin Karate

           Director Ludus SIPR Dojo

           Representante Nacional WIBK & No Difference

           Educador Social Centro de MENAS Bideberria

37884713_221056895218933_7004076123348795392_n

21106342_119246258733331_5042978273528690812_n

Shihan Iván Pérez Robles

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 septiembre, 2019 en Otros

 

Kihaku, esencia del Budo

Kihaku, esencia del Budo

kihaku_kanji_budo_terms_large_tote_bag-rf66296ba676a49fcb9329e18bc218ffc_v9w72_8byvr_307

En ocasiones suelo explicar a mis estudiantes la forma de reconocer el estilo, les digo que deben buscar 5 K:

Kihon, Kata, Kumite, Kokyu y Kihaku:

Kihon se refiere a la técnica, al alfabeto del Karate.

Kata es la forma, Nuestro medio de desarrollo y transmisión, nuestros libros vivientes.

Kumite es el combate, la conversación, el intercambio.

Kokyu ho, son las técnicas de respiración, el alimento de nuestra energía.

Kihaku es la chispa necesaria, la energía para conquistar nuestros propósitos.

Hace unos años, este concepto de reconocimiento de la escuela, lo simplificaba hablando de la condición física y la resistencia (stamina), sin embargo, sentía que no era suficiente amplia la explicación como para definir un arte marcial, KIHAKU es más adecuado.

KIHAKU engloba mucho más que la pura condición física. Se refiere al vigor (Genki) y a la expresión del espíritu de combate (Tamashi) desarrollado a través de la condición física (Taicho) así como de la resistencia (Tai Ryoku) y por supuesto a la actitud (Taido)

12400718_10208465580862210_3257126951584658859_n

Muchas veces, en los puntos de consideración de un kata, se traduce como vivencia, quizá entendiendo bien el concepto, se pueda comprender a qué se refieren los ideólogos del Karate a la hora de pedir que se exprese vivencia, y es que no se puede transmitir vivencia si no se ha vivido, y en Karate vivir y entrenar son la misma cosa.

Por eso Kihaku engloba el principio de Tai Toku, que quiere decir realización del cuerpo o maestría sobre lo que se está haciendo.

Kihaku implica Tai So, es decir calistenia, trabajo con el propio cuerpo, en palabras de Sosai Oyama, Karate es calistenia, no obstante, es mucho más que un ejercicio físico, una danza o un deporte de combate, ya que se debe unificar cuerpo mente y espíritu para su progresión (SHIN GI TAI ICHI: Espíritu, mente y cuerpo son uno)

alessi-water

Kancho Claudio Alessi, uno de los mayores expertos mundiales en el entrenamiento de KIHAKU. Sus sesiones de capacitación son capaces de hacer trascender al practicante, incluso con discapacidad, a altos estadios físicos, mentales y espirituales a través de la motivación y su profunda comprensión del Budo.

14440760_1102648843122605_528447166704664040_n

Estudiantes con discapacidad forman parte del equipo de Spartan Race que promociona la organización No Difference de Kancho C. Alessi

Kihaku no es un concepto único para los practicantes de Karate, cualquier luchador bien entrenado en el momento del combate desarrolla este espíritu de conquista. Los animales cuando van a cazar, o a defenderse, expresan su kihaku, fruto de su instinto y de vivir dentro de su propio entrenamiento.

sumatran-tiger-wz-gsmp-mcomo-cazan-los-halcones-2-600x352

Kihaku no es descontrol, es energía de combate. El practicante bien entrenado, está centrado en su objetivo, no descuida su espíritu de alerta (Zanshin), no se deja llevar por la ansiedad, pues controla su mente (Mushin) y su cuerpo (Fudoshin).

Kihaku contribuye a través del estudio y su práctica a trascender (Senshin) y la única forma posible es a través del aprendizaje continuo, como un eterno principiante (Shoshin)

LOS 5 ESPÍRITUS DEL BUDO

Kihaku es uno con el espíritu de la perseverancia (Osu No Seishin)

OSU

OSU NO SEISHIN

 
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Karate vs Bullying

Karate vs Bullying

“Todos decimos que la educación es lo más importante, pero no demostramos creer en lo que decimos, porque no le damos el valor que deberíamos darle” (Victoria Camps, Filósofa)

66475979_2304619663133703_7918532269063536640_n

Uno de los puntos fuertes del programa del pasado mes de junio en Suiza ha sido el trabajo realizado con la escuela Les Libellules de Lignon, en Ginebra.

Durante una semana pudimos trabajar con 400 estudiantes de edades comprendidas entre los 4 y los 13 años, en hasta 23 sesiones dedicadas a la defensa personal y a la auto protección.

El programa diseñado por mí mismo, como profesor/asesor de Artes Marciales y Educador Social, en colaboración con Sensei Sacha Décosterd, Biomatemático y Antropólogo, profesor de instituto, campeón mundial de Karate Kyokushin y director del KKCG de Ginebra, se centró en las necesidades reales de los escolares, procurando una defensa eficiente, no lesiva y mostrando estrategias de prevención de riesgos en función de las características particulares del alumnado.

65255499_10219243434141806_7072703331302375424_n

Los jóvenes aprendieron a reconocer riesgos, pedir ayuda de forma adecuada, alertar de peligros, buscar soluciones efectivas a posibles agresiones y asumir una vida ligada a la educación física, la prevención, y el respeto.

Un tema en el que hicimos hincapié fue la importancia del problema que supone el acoso escolar, también llamado BULLYING.

Saber reconocer el acoso escolar, tanto propio como ajeno, alertar a figuras hábiles (padres, profesores, médicos, educadores…) proporcionar protocolos de actuación y empoderar a los jóvenes mediante la práctica deportiva y la cultura de las Artes Marciales, ha resultado ser un método eficiente para acabar con este problema que sufren, según datos de la UNESCO de octubre de 2018, 3 de cada 10 escolares, lo cual suponen unos 300 MILLONES DE NIÑOS EN TODO EL MUNDO, la mitad de ellos ni tan siquiera han llegado a la adolescencia.

telefono-gratuito-acoso-escolar-bullying-españa

Las Artes Marciales, poseen una serie de cualidades inherentes a su práctica que favorecen aspectos que pueden contrarrestar los daños psicológicos provocados por el Bullying, como la mejora del auto concepto y la confianza en uno mismo, saber afrontar situaciones de alto estrés, tener la capacidad de buscar soluciones creativas a dificultades y por supuesto enseñan a reconocer riesgos, evitarlos y en último término no dejan de ser métodos probados y eficaces de defensa personal.

Además, sistemas como el Karate, potencian el auto control, llegando a poder defenderse sin necesidad de dañar de forma grave al oponente a través de técnicas de disuasión, liberación y control, adaptándose a las distintas situaciones y personas.

El acoso escolar ha existido siempre, sin embargo en la actualidad, se ha visto reforzado por nuevos tipos de acoso, ligados a los nuevos tipos de sociabilización.

Durante las 23 sesiones en la escuela pública con quienes hemos trabajado en esta ocasión, con un ratio de edades comprendidas entre los 4 y los 13 años, pudimos comprobar que más del 80 por ciento de los escolares que participaron en la experiencia poseían un teléfono móvil propio, incluyendo los estudiantes de 4 y 5 años.

Los teléfonos, suponen un riesgo añadido a la seguridad de los niños por distintos motivos, ya que son objetos de valor de los que deben hacerse cargo, tienen acceso a redes sociales, sin que se pueda controlar quién está al otro lado, pueden realizar usos inadecuados de su imagen o de la de sus compañeros, son objetos de distracción potentes, reclaman demasiada atención…

Julio Cortazar, escribió utilizando el símil de un reloj, en relación a las preocupaciones que supone su cuidado: “Cuando te regalan un reloj, eres tú el regalado…”  

66258379_10219282472997753_8789174469844271104_n

Demostración en la Escuela Les Libellules de Lignon (Ginebra)

Para nosotros fue un importante objetivo crear un programa en el que realmente se estudiaran sistemas de prevención y defensa, de tal forma que la víctima no se termine convirtiendo en el agresor, lo que invertiría los papeles, sin llegar a resolver una lacra social como el Bullying.

Tal y como dice un porvervio samurai:

El guerrero no lucha por odio al que tiene enfrente, sino por amor a los que están detrás.

66714274_10219376862477431_8054915807336988672_n

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,