RSS

Archivos Mensuales: mayo 2017

LAS FÓRMULAS DEL ÉXITO

LAS FÓRMULAS DEL ÉXITO

exito

Ante la cuestión de cuál es la fórmula del éxito, quizá deberíamos desarrollar primero la idea de qué es el éxito, o hasta dónde debe llegar el éxito para estar satisfecho con nuestro propósito.

Seguramente en distintas personas el concepto “éxito” tenga distintos significados, sin embargo, si definimos éxito como la consecución de un objetivo a conquistar, el éxito se puede definir con una fórmula de desarrollo. En castellano:

(s+e+d)*a=E

Siendo los factores que suman: la satisfacción (s) con la que se desempeña el objetivo, el esfuerzo (e) que se emplea en la tarea y la dedicación (d) que se le otorga.

La idea de sed de victoria que se suele emplear en la motivación deportiva define estupendamente esta ecuación.

figthe10

Si estos conceptos son importantes, ya que suman valor a nuestra hazaña personal, existe un cuarto que es aún más relevante, ya que no suma, sino que multiplica: la actitud (a).

Fighter in the Wind

La actitud con que uno se enfrenta a la tarea determina el valor mayor o menor de la suma anterior (s+e+d) ya que una actitud positiva está implícita en la satisfacción (s) con que nos dedicamos cada día a nuestro objetivo. Y a la vez esa satisfacción debe invadir totalmente la tarea desde su planteamiento y posteriormente durante su desarrollo y aumenta aun más tras ser alcanzado el objetivo final.

La actitud otorgará también un valor positivo al esfuerzo (e) empleado y al tiempo de desarrollo, esto es, a la dedicación (d).

Debemos entender que para cualquier tarea que requiera habilidad, es determinante el factor tiempo (T), aunque su valor dependa de los demás criterios e incluso de las capacidades del individuo, pero el tiempo será siempre determinante en nuestro objetivo.

Ahora bien, ¿qué es el Éxito?

Como he explicado antes, cada uno tiene su respuesta. Para mí el éxito es el desarrollo de mi propio valor personal.

Independientemente de los logros que haya podido conseguir a lo largo de mi vida, prefiero quedarme como marcador del éxito,  con el factor Valor Personal (VP) y para mejorar este factor, creo que todos deberíamos desarrollar la siguiente fórmula:

(c+h)*a=VP

Donde los sumandos son los conocimientos (c) que se aprenden, junto con las habilidades (h) y destrezas que se desarrollan con la experiencia. Y de nuevo un factor que multiplicará la experiencia: la actitud (a), que en este caso representa la manera de ser.

Nuestra manera de ser se determina con la forma que tenemos de comportarnos en sociedad, sumado a la forma que tenemos de comportarnos con nosotros mismos.

dojo-kun

Debemos tomar consciencia de que tenemos el deber de buscar la felicidad. A pesar de que se dice que no existe un estado de felicidad constante, sí es posible mantener un estado de alegría, en palabras del antiguo libro chino BUBISHI ser alegre sin motivo. Además debemos entender que la alegría debe ser un estadio de normalidad y en este sentido podemos extraer tres conclusiones:

1º No es normal no estar alegre

2º No nos merecemos no estar alegres

3º El estado de ánimo hay que trabajarlo al igual que se trabaja el cuerpo y la mente. El estado de ánimo se ejercita.

506710_762x762

Con el fin de ejercitar nuestro estado de ánimo, directamente implícito en nuestra vida espiritual, debemos aprender a relativizar problemas y diferenciarlos de los dramas.

¿Cuántos dramas podemos vivir a lo largo de nuestra vida? Rara vez más de tres en toda nuestra existencia, al menos en nuestra área cultural. La prueba es sencilla de realizar: ¿Te preocupa hoy de igual manera algo que te preocupaba mucho el año pasado? ¿y hace tres años? Si la respuesta es negativa, es que seguramente no se trataba de un drama.

Como consejo final, planteo al lector que en cualquier empeño que se proponga, sea la ACTITUD con que se enfrenta, el mayor de sus valores. En palabras de la teoría Triorigim: Recurrir al poder de la sonrisa.

17632026_10212508003240243_328416412912466324_o

Una actitud positiva arrastrará como la corriente de un río cualquier otro valor negativo y multiplicará exponencialmente los valores positivos, ya que por encima de cualquier obligación está la voluntad de desempeño.

the-distinguishing-traits-of-mas-oyama-and-kyokushin-karate-142

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 25 mayo, 2017 en Filosofía

 

El estilo de las mil formas

El estilo de las mil formas

13096231_10209310987916858_6699697729373789664_n

¿Ya no se hace así? ¿Ha cambiado? ¿Este kata es nuevo?…

Muchas veces me encuentro con esta pregunta entre los practicantes. Y es que un mismo kata en una misma escuela puede tener variaciones, ¡por no hablar de distintos estilos!

¿Por qué cambian los katas?

En ocasiones se modifican por necesidades o avances técnicos en base a la práctica o a la realidad. En otras ocasiones cambian por modas, en esto la competición tiene que ver. Hay veces en que los katas se modifican como en el juego del “teléfono estropeado” un mensaje que pasa de uno a otro en una fila, hasta que es repetido por el último integrante de una forma desvirtuada respecto a la información inicial.

APIC8725

¿Son los katas dogmas de fe que no pueden variar? O por el contrario ¿hay que adaptarlos al practicante, y por lo tanto aceptar las ligeras variaciones individuales?

En esta controversia, que muchos solucionarían diciendo HAY QUE UNIFICAR EN BASE A MÍ, parece que nos llevan la contraría los maestros originales, quienes entendiendo el espíritu de cada kata los adaptaron a sus necesidades.

comparación de estilos bassai

Miremos un kata actual, hagamos una comparativa desde una perspectiva histórica: Kata original chino, evolución respecto al karate okinawense, el paso a Japón y derivaciones de forma para la competición.

Otra comparación, es escoger el mismo kata en distintas escuelas. En ocasiones no tienen nada que ver, no ya la forma, o la dirección, sino que siendo el mismo kata en origen, cambia hasta el nombre.

Useishi, Gosjushiho (Sho-dai) y Sushiho son en principio el mismo kata.

useishi Shorinji ryu

Gojushiho sho Kanazawa Shotokan

Sabemos que en ocasiones estas variaciones han atendido a cuestiones políticas –normalmente relacionadas con la identificación de organizaciones/estilos diferenciados- Pero, dejándonos de escepticismos y críticas negativas, en la mayoría de los casos es una información que los maestros que los han estudiado nos han querido transmitir a las generaciones posteriores. Y es que el Karate ha de estar vivo, ya que no se trata de un arte marcial tradicional, sino de un arte marcial tradicionalista.

¿Cuál es la diferencia? Las artes marciales tradicionales son las que no varían su forma y se mantienen intactas, con las mismas técnicas y ritos a través del tiempo, rememorando su fundación. Sin embargo las tradicionalistas, son las que empapadas de la tradición, se permiten seguir evolucionando y sumando, con el fin de adaptarse a los tiempos, y este es el sentido del Karate.

En el caso del Kyokushin Karate nos encontramos en la actualidad con una gran variación de líneas de trabajo, debido a todas las escuelas que nacen a partir de la idea de Sosai Oyama, quien en vida fue adaptando los katas y las formas de Shotokan y Goju Ryu (principalmente) hacia unas líneas propias basadas en la simplicidad del movimiento y la aplicación práctica y lógica de cada bunkai.

Si analizamos el kata Seipai de Kyokushin, y lo comparamos con el original de Goju, podríamos aseverar que se tratan de dos katas diferentes, habría que hacer un estudio profundo del bunkai original de ambos katas para encontrar aplicaciones comunes. Sin embargo, Kyokushin no posee en su línea generalizada bunkais preestablecidos, y la información que encontramos en los textos publicados por Sosai, sobre el kata concreto, no da a lugar para un bunkai demasiado elaborado, por lo que se ha de recurrir a líneas de trabajo más profundas, introducidas también por Sosai en otros apartados de sus obras literarias, como Advanced Karate.

Mas Oyama #1

Seipai Okinawan Goju ryu

Seipai So-Kyokushin

Seipai WIBK Karate Jutsu kai

Volviendo al kata Sushiho de Kyokushin, encontramos dos líneas principales de trabajo, digamos genéricamente, la ideada por Sosai y la desarrollada por Shigeru Oyama, la cual ya aparece en el vídeo de los años 70 “The strongest karate” ejecutada por el propio Shigeru Oyama, cuando aun operaba en IKO bajo la dirección de Sosai, esto denota que a él no le importaba demasiado qué línea seguir, siempre que se entrenara fuerte, pues como él explicaba, el kata es un medio para desarrollar el combate, que realmente es lo importante.

Shushiho Shigeru Oyama

Sushiho IFK Línea Arneil

Sushiho IKO-Matsui

En la actualidad, estamos viendo como muchas escuelas están recuperando katas que habían caído en desuso y otras están volviendo a métodos de kihon más similares al Goju Ryu actual, obviando así las líneas que generalmente se realizan en Kyokushin, quizá demasiado simples para muchos practicantes que requieren un karate técnico algo más complejo y elevado. Se han recuperado posiciones como Siko dachi, diferente tipo de Sanchin dachi, se varia el ibuki, y muchos atemis (golpes) se revisan los bunkais, es decir, se trata de volver a poner al Kyokushin en la misma habitación que el resto de estilos de Karate.

Gekisai dai Kyokushinkan

Gekisai dai Shinkyokushin

Tekki sono ichi IKO1

Tekki sono ichi Kyokushinkan

Tekki Sono Ichi WIBK

¿Hasta dónde puede ir esto? Obviamente, el desarrollo del arte marcial sólo tienen los límites del desempeño humano, así que no es esa la cuestión. Quizá la cuestión podría ser ¿Esto es Kyokushin o es otra cosa? Seguramente debamos hablar hoy de estilos derivados, y si aun las cuestiones en común son tantas como para no poder diferenciarlos debamos hablar del Kyokushin de tal o cual maestro…

Seienchin shinkyokushin Talán

Seienchin IKO1 Isobe

Seienchin IFK Arneil

Seienchin WIBK Kyokushin Pérez-Robles

Sin embargo haciendo una reflexión más profunda ¿Hubo alguna vez un Kyokushin de Oyama? O por el contrario, salvo algunas líneas fundamentales, ¿el Kyokushin de Oyama fue un arte ecléptico ritualizado por sus seguidores?

Mas Oyama Pinan

Sin duda no es el kata el que nos identifica, tampoco el kumite, aunque puede ser una seña identificativa más visible. En Kyokushin nos diferenciamos por la actitud, por el espíritu de Osu!

img-20161211-wa0032

 
Deja un comentario

Publicado por en 13 mayo, 2017 en Otros