RSS

Archivos Mensuales: octubre 2017

Gestos que cambian el mundo

No quisiera mostrarme agresivo, ni tan siquiera reivindicativo. Quiero explicar.

Las máximas del Bushido expresan claramente ideas acerca del valor heroico, la justicia, el respeto, la reflexión… y un largo abanico de virtudes adecuadas para un budoka.

Otra virtud es la obediencia, enfocada a  respetar la experiencia; que debería contemplar dedicación y reflexión. Sin embargo esta idea se asocia muchas veces a una cesión del pensamiento libre que debería manifestar un budoka en base a su propia visión del mundo.

El respeto es nuestra más importante virtud. Artes Marciales empiezan y concluyen con cortesía (rei) por tanto se cortés en todo momento. Sin embargo para avanzar, en ocasiones debemos transgredir normas tomadas como dogma.

SHUHARI

Este concepto del Budo quiere decir: Copiar, asimilar y crear algo propio.
En el momento que adaptas la técnica a ti mismo, estás transgrediendo el concepto original en base a una evolución del pensamiento y de la escuela.

No hay arte marcial que prospere sin SHUHARI.

En ocasiones no es la técnica la que se modifica, sino la propia filosofía de la escuela.

Según expesaba Sosai Oyama en una carta publicada en la revista Power Karate:

“Kyokushin no es un grupo de dioses o algo por el estilo, por lo tanto existen errores…”

El propio Oyama fue un transgresor en su época, un hombre criticado por sus contemporáneos por defender una forma diferente de Karate y de Budo, alguien que comprendió el concepto SHUHARI.

También dijo en varias ocasiones, como por ejemplo en un famoso discurso que pronunció en 1978:

“Respeto a aquellos que luchan en la vida.   Les respeto a todos…”

Pues bien, durante el reciente Campeonato de Europa en el que hemos participado, una de mis competidoras y estudiantes, Sensei Erika Ciudad; por lo que a mi respecta una excelente Budoka con grandes cualidades humanas, realizó un gesto transgresor a la etiqueta en lo que a obediencia se refiere. Seguramente la opinión del lector variará dependiendo de su propia formación, incluso de su nivel en el arte del Kyokushin, cuyos preceptos dicen:

“Observaremos las reglas de la cortesía, respeto a nuestros superiores y nos abstendremos de la violencia”

Pero también:

“Un karateka se pone siempre de parte de la Justicia”

“Un budoka muestra Valor Heroico”

“Un budoka es juez de su propio destino”

Durante la fase de rompimientos  (tameshi wari) que se realiza antes de las semifinales, con el fin de discernir el ganador en caso de varios empates reiterados, se hizo llamar al tatami principal a los competidores junior y senior. Cada competidor debe realizar hasta cuatro técnicas diferentes de rompimientos. Al llegar al turno de las mujeres, mientras estas ya estaban colocadas en sus posiciones, la dirección del campeonato anunció que las mujeres no iban a realizar rompimientos, dejando paso a la categoría masculina. Sin mayores explicaciones en ese momento, las competidoras, budokas y atletas entrenadas en las mismas condiciones que los hombres, mostraron su descontento. Algunas comenzaron a salir de la formación, mientras que otras -entre ellas mi estudiante- decidió permanecer firme frente a las tablas que ya había seleccionado. Yo mismo le pedí que debía abandonar el tatami y ella reaccionó con un “OSU!” y tras ello una deliberada técnica de puño con la que hizo añicos aquellas tablas que no debía romper. A continuación se giró, con gran dignidad llegó hasta la escalera del tatami, saludó protocolariamente y se retiró del área.

Esta situación no fue del gusto de algunos oficiales allí presentes, sin embargo provocó el entusiasmo del público y de muchos equipos que ovacionaron este gesto de protesta ante lo que la Sensei consideró una grave discriminación de género.

La organización, muy amablemente, se dirigió a mí mismo como delegado del equipo, para llamarnos al orden y así pudimos dialogar y facilitar las explicaciones oportunas, que fueron aceptadas por ambas partes. Finalmente se decidió que la competidora 108 (era el afortunado dorsal) podía continuar compitendo, y de hecho venció en el campeonato y en su gesto.

Quisiera por tanto agradecer a la federación que comprendiera el significado de esta decisión. Así como al equipo organizador, que realizara el esfuerzo de acercarnos un evento de estas características, con todo el esfuerzo que supone.

No obstante pienso que en un esfuerzo por querer evolucionar hay que recordar que si Rosa Parks no se hubiera quedado sentada en aquel autobús, no está claro que un afroamericano llegara a ser presidente de Estados Unidos, si Gandhi no hubiera hecho una huelga de hambre, India no sería libre… y que otros gestos aun más sencillos, aunque arriesgados son los que nos hacen evolucionar. Son aquellos que se elevan sobre las masas los que cambian opiniones.

Screenshot_2017-10-31-13-54-03

Considero que algo que es injusto, es injusto en cualquier circunstancia, y que ante una norma injusta la insumisión es un argumento respetable. Sin malas formas, sin faltar al respeto, sin gritos, al modo de un Budoka.

Como instructor de Erika puedo decir que me siento orgulloso de su determinación, que la apoyo en su reivindicación pues se muy bien que su capacidad está a la altura de la de cualquier hombre, y que su decisión fue tomada en base a años de estudio y reflexión sobre lo que para ella es justo y no. Cuando un experto se opone a una norma, se le debe prestar atención.

Enhorabuena Sensei por elevar tus ojos hacia tus aspiraciones y conseguirlas, bajar tu cabeza con humildad, mantener tu respeto y purificar tu corazón ante lo que consideras que no es justo. Eso es lo que enseñamos en Kyokushin Karate Do y en nuestra World Independent Budo Kai. Yo estoy más orgulloso de tu integridad, que del propio título de Campeona de Europa que tan merecidamente conseguiste, pues campeones hay todos los años,  pero es difícil saber ¡cuántas personas justas!

OSU!

IMG_20171028_222014_746

 

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 31 octubre, 2017 en Otros

 

El arte del Kobudo

El arte del Kobudo

El término Kobudo en la cultura occidental hace referencia al arte que estudia las armas tradicionales de lucha de Okinawa, aunque en Japón el término es más extenso, pues incluye escuelas de sable, alabardas, lanzas y otras armas del arsenal samurai, refiriéndose al estudio de las artes armadas de Okinawa como Ryukyu Kobujutsu.

Las armas tradicionales del Kobudo de Okinawa ó Kobu Jutsu son:

El Bo (Rokusoku Bo) vara de 1.80 m.

k100_1315

Tonfa; porras con un mango perpendicular.

DSC_8308

Kama; hoces.

Sai; Dagas de tres puntas.

21616360_1436461689741317_7401438859359620272_n

Nunchako; Bastones unidos por cuerdas o cadenas.

25873_1360696130974_3155669_n

Ekku; Remo.

Timbe y Rochin; Escudo y machete.

Manriki Kusari / Suruchin; Cadenas y cuerdas arrojadizas.

Kuwa; Azada.

Yari; Lanzas.

Y otras

armas_kobudo

KO; quiere decir antiguo, BU; se puede traducir como guerrero o también como arma y DO; sendero espiritual (JUTSU significa técnica) Así pues, podemos traducirlo como Camino de las Artes Marciales antiguas, o de las Artes Marciales antiguas de lucha armada.

Este arte, en Okinawa, nace prácticamente paralelo al estudio del Karate, pues se entronca en el arsenal de téncicas guerreras de Okinawa de lucha civil, e incluso se suele explicar que el uso de aperos de labranza para el combate, es anterior al uso codificado del antiguo Karate-Do (Too-de) y que más bien es el Kobudo el que ayuda al desarrollo codificado del Karate.

En todo caso, podemos aseverar que son dos caras de la misma moneda, ya que normalmente los maestros primitivos de las Ryu Kyu estaban versados en una o varias armas de este arsenal tradicional, e incluso en otras procedentes de China y Japón.

Parece lógico pensar que para aprender a defenderse contra un arma, se debe conocer el uso y las posibilidades que ese arma ofrece.

Por otra parte, alguien inmerso en una cultura guerrera, no iba a despreciar cualquier punto de vista de las Artes Marciales.

En la actualidad el KOBUDO se puede estudiar por separado del Karate-Do, o inmerso en los diferentes estilos, de hecho hasta principios de siglo XX no se consideraba que el Kobudo estuviera codificado en ninguna corriente en particular, mientras que podemos encontrar ya, aunque con múltiples variedades, el Naha-te, Shuri-te y el diverso Tomari-te, de lucha desarmada (Too-De ó Karate) así como otros estilos de Karate propios de núcleos urbanos de otras islas de las Ryu Kyu (como el Shorinji Ryu Kempo Kenkokan actual nombre del estilo fundador del Koshiki)

El Kobu Jutsu (Kobudo de Okinawa) fue introducido en Japón en los años 20, en el mismo momento, aproximadamente, en que Gichin Funakoshi, Chojun Miyagi y otros expertos introducían allí el Karate. En esta época, se enseñaba el manejo de una o dos armas durante la práctica de Karate, sin embargo el Kobu Jutsu seguía siendo un arte misterioso y desconocido para la mayor parte de los japoneses.

Al principio del siglo XX, Moden Yabiku, maestro de Shorei Ryu, tomó la iniciativa de juntar todas las técnicas y conocimientos de las armas de Okinawa, recorriendo un pueblo tras otro. Para preservar este arte formó en Naha a final de los años 20 la organización “Ryukyu Kobujutsu Kenkyu Kai” (Sociedad de estudios del Kobujutsu de las Ryukyu). Es en este momento cuando se adopta el término “Kobu Jutsu” para englobar todas estas técnicas.

En la misma época, otro maestro de Karate, Shinko Matayoshi, se interesó por el arte del Kobujutsu. También recorrió parte de China tomando técnicas autóctonas. Por ello desarrolló, a partir del mismo estudio del Kobu Jutsu de Okinawa, técnicas diferentes a las de Yabiku.

Gracias a Yabiku y a su primer discípulo, Shinken Taira (alumno de Karate de los maestro Gichin Funakoshi y Kenwa Mabuni) el Kobu Jutsu llegó a ser más conocido. Taira fué, probablemente, el primero en usar el término “Kobudo”. En 1955 estableció el Ryūkyū Kobudo Hozon Shinkokai como una continuación de la Sociedad Ryukyu Kobu Jutsu de Moden Yabiku

taira-nichogama
Por otro lado, el hijo de Shinko Matayoshi, Shimpo Matayoshi, empezó a enseñar su arte tras la muerte de su padre en 1947. En 1960 funda la Federación de Kobudo de las Ryukyu.

Actualmente existen muchas organizaciones de Kobudo en Okinawa, aunque la mayor parte son ramas de las dos escuelas principales.

Como ya se ha dicho, los principales difusores eran karatekas, por lo que se explica que las formas actuales de los kata y el kihon, sean similares a las líneas de Karate Do.

Como evolución del Karate, para el karateka que desee desarrollar otras habilidades y profundizar en su propio arte, en Kyokushin Kai existen una serie de katas con armas que mezclan la tradición del Kobudo con las formas propias del Karate de Oyama.

21751301_1431995153521304_5325755691057726154_n

A Mas Oyama le gustaba trabajar con determinadas armas tradicionales, entre ellas Katana (sable), Kusari gama (garfio con cadena), sai (daga en forma de tridente), tonfa (bastón corto con mango perpendicular), nunchako (bastones cortos unidos con una cuerda o cadena) y bo (bastón de 180 cm) entre otras. Además estudió técnicas femeninas de bastón con Yoshida Kotaro (Aiki JuJitsu)

Sosai-Katana

Los kata más característicos entre el Kobudo de Kyokushin son los de bo, en los que el bastón se utiliza de manera similar al estilo femenino del Kobudo de Okinawa, esto es, con el bo por debajo del brazo, sin llegar a golpear los ganglios de la axila.

El principal difusor del Kobudo de Kyokushin fue Shigeru Oyama, quien fue Saiko Shihan de IKO en vida de Sosai y hasta los años 80 en que fundó su propia escuela.

Shigeru Oyama, era hijo de la familia que acogió a Sosai Oyama cuando siendo un adolescente llegó a Japón. Además de estudiar Karate con Sosai, estudio Kobudo y se ocupó de crear una línea propia del estilo Kyokushin en cuanto al uso de estas armas.

1503360954

El trabajo con armas es muy recomendable para el karateka, pues además de seguir principios técnicos similares en cuanto al uso de la biomecánica, desarrolla las habilidades externas del practicante, y mejora ciertas formas técnicas, así como la concentración en el arte, pues el manipular un objeto extraño, requiere una especial atención para aumentar la habildad, control y precisión, que es extrapolable al karate con mano vacía.

Katas de Kobudo de Kyokushin

bo jess

A continuación recojo algunos de los katas de Kobudo de la línea de Shigeru Oyama, que más se trabajan en Kyokushin, algunos de ellos aparecen en los libros escritos por Sosai Mas Oyama. Cabe mencionar que posteriormente Oyama Ryu ha desarrollado un progrma mucho más amplio de formas y katas con armas, también en otras federaciones del estilo, escuelas derivadas y dojos indpendientes se trabajan diversos katas propios y otros tradicionales.

Bo Kihon Kata sono ichi. Es una kata de iniciación al trabajo con el bastón. Usa el embusen de los Taikyoku. Se usan ataques descendentes en oi y giako y golpes directos.

Chion / Tsion: Este kata aparece en el libro de Oyama Advanced Karate. En la forma original, tal como lo siguen practicando en la World Oyama Karate, comienza hacia la derecha. En otras organizaciones como IKO (Matsui) y KWF comienza hacia la izquierda, como los Taikyoku. Se basa en técnicas descendentes y directas y bloqueos con el bo en horizontal. Existe una variación oficial en IKO y KWF, en el que se aplican técnicas de pierna acompañando a los movimientos de Chion.

Chion es el nombre de un templo budista japonés.

Sooki: es un kata de bo más elevado y complejo que Chion. Es el nombre de un templo budista japonés, sigue una estructura similar a los Pinan, aunque con giros y desplazamientos especiales.

 

Tonfa Kihon kata sono ichi: Es un kata de iniciación al trabajo de tonfa. Sigue la estructura de un Taikyoku

Taizan: Es un kata superior de tonfa, que utiliza diferentes desplazamientos quebrados y giros. Taizan, es un templo budista que se encuentra en Japón.

 

Nunchako Kihon kata sono ichi: Kata básico de iniciación al uso del nunchako

Algunas adaptaciones de Kyokushin al trabajo de kobudo:

En algunas escuelas de Kyokushin, como la línea de WIBK de Hanshi Claudio Alessi, en Suiza, el corte con Katana (tameshi kiri) así como su uso (ken jutsu) es parte del programa para cinturones negros.

734832_10151373397149626_1131305755_n

601202_10151373398154626_362721879_n

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 octubre, 2017 en Artes Marciales, Historia, Otros

 

Etiquetas: , ,