RSS

BURN OUT DEPORTIVO Y LA AUSENCIA DE DO

17 Sep
BURN OUT DEPORTIVO Y LA AUSENCIA DE DO

Tras treinta y tres años de práctica continuada de las artes marciales, he visto como muchos de mis compañeros y estudiantes se han ido quedando en el camino, abandonando la práctica, algunos de ellos de gran talento y rendimiento, y por supuesto por diferentes motivos: Académicos, diferentes intereses deportivos, laborales, familiares…

En aquellos que se habían dedicado a la competición, era común detectar signos de BURN OUT, que es una expresión inglesa, que se puede traducir libremente al castellano, como “fuera por estar quemado”.

En la competición deportiva existe el riesgo de que se den algunas condiciones comunes que superan física y mentalmente al competidor, sobre todo al de gran desempeño, relacionadas con distintos aspectos, tanto internos, como externos. El centro de psicología UPAD de Madrid, agrupa estas dificultades en los siguientes problemas que se observan en deportistas que sufren el síndrome de Burn Out:

-Problemas físicos: Propensión a las lesiones (sobretodo antes de los torneos), dolores musculares y articulares, problemas alimenticios, como pérdida de apetito o sobre alimentación por ansiedad, dificultades respiratorias, incremento de la presión sanguínea y mayor ritmo cardiaco durante el descanso.

-Problemas de tipo Inmunológico: Caracterizados por una bajada de las defensas, que provoca vulnerabilidad ante las infecciones, muchas veces relacionadas con infecciones de tipo respiratorio y gastrointestinal.

-Problemas de tipo Bioquímico: Aumento del cortisol, serotonina, adrenalina y de los ácidos grasos en el plasma. Disminución del glucógeno muscular de la hemoglobina, hierro y ferritina.

-Problemas Psicológicos, tales como alteraciones del estado de ánimo, ansiedad, irritabilidad, sensación de cansancio, somnolencia o letargo, baja autoestima, falta de concentración y confianza, trastornos del sueño, pérdida de la lívido, aumento del diálogo interno negativo y pensamientos negativos.

Este conglomerado de síntomas afectan a la motivación, que es básica para iniciar, guiar y mantener la conducta deportiva.

Los motivos que conducen a esta situación de “estar quemados” se pueden agrupar a su vez en sobre entrenamiento, presiones externas y sensación de estancamiento,  incluso en varias o todas ellas a la vez.

Las recomendaciones de los profesionales para evitar este tipo de dificultades que nos llevan a los efectos anteriormente expuestos, son marcarse objetivos a corto plazo, con el fin de auto regularse y potenciar la motivación.

Además de esto, el rendimiento deportivo está tradicionalmente marcado por tres pilares fundamentales:

-Entrenamiento

-Alimentación

-Descanso

No obstante, en esta numeración clásica, nos olvidamos de un factor tan determinante como los tres anteriores: La satisfacción.

Sandra Sánchez, Campeona Olímpica de Karate

El sentimiento positivo en la actividad diaria es algo básico, y que el entrenador deportivo debe vigilar en sus competidores. Aun llegando a límites de sufrimiento y sacrificio personal, o a respuestas de negativas en las marcas, estos serán sobre llevados de mejor manera, si el competidor o participante, disfruta de su práctica y recibe una retro alimentación positiva y validadora de su esfuerzo, tanto por su propio punto de vista, como por parte de su equipo, conformado por su entrenador y sus compañeros de práctica, así como por su entorno social inmediato.

Esto no significa que no haya que definir las marcas en base a su rendimiento, y apuntarlo en caso de que no sea el adecuado. No se trata de que a un competidor se le falsifique la realidad de sus logros, pero sí que se valide su esfuerzo, se refuerce mediante recompensas ajustadas de atención y mérito y que se sienta parte de un grupo con un objetivo común.

Ludus SIPR Dojo

Por otra parte, la práctica deportiva, con toda su auto exigencia, se invalida si el rendimiento está sujeto tan sólo a ser mejor que otro practicante o adversario: El objetivo real de la práctica saludable no es la obsesión con superar a otra persona, sino a uno mismo.

El objetivo deseable es ser mejor de lo que era ayer.

No obstante esta frase también conlleva una trampa. Y es que hay que comprender la relatividad de lo que significa “ser mejor”.

Con la propia maduración, y pase de los años, el practicante no será mejor en ciertas capacidades físicas, que irá perdiendo inevitablemente con el paso de los años, pero podrá seguir mejorando su técnica y capacidad para crear estrategias eficientes con el fin de seguir disfrutando de su práctica.

Por otra parte, las Artes Marciales, que no son en sí un deporte, sino una práctica mitad física, mitad mental y espiritual, precisamente ganan en profundidad con el paso del tiempo y a través de la práctica continuada.

En nuestra práctica, la competición sólo es la punta del iceberg.

Un golpe en un kata de un maestro con setenta años de práctica y estudio, deja de ser un elemento puramente físico y técnico, para ser una proyección de tipo intelectual de su propio espíritu, y de la pura esencia de la técnica. Se trata de una abstracción artística.

Un artista marcial, debe comenzar sus años de entrenamiento con duros y rígidos patrones de entrenamiento físico regulado, hasta captar la esencia del movimiento e identificarse con la forma a niveles meta físicos.

Tal como se hace en la caligrafía kanji, existe una forma estandarizada y un nivel avanzado en el que cada practicante experto crea su propia interpretación del kanji. En términos occidentales, es similar a la firma, en que los caracteres de la caligrafía de nuestro nombre se distorsionan y dejan paso a nuestra esencia personal, por encima del convencionalismo gramático.

Evolución de la escritura kanji.

En los practicantes de Karate, que abandonan su estudio debido a diferentes situaciones, entre las que reina el burn out, al cabo de los años sienten inevitablemente una sensación de vacío, ya que al tender al término absoluto, al abandonar la competición o el entrenamiento regular, también abandonan por total la práctica marcial. Su cuerpo, mente y espíritu reclaman los patrones de  movimiento a los que se han acostumbrado y al cabo de un tiempo, la sensación de vacío existencial, se manifiesta en la mente del antiguo practicante.

Muchos se dan cuenta que al abandonar el Karate, también han abandonado el Do, el camino espiritual del que se han nutrido durante mucho tiempo, y les invade la nostalgia. Cuando tratan de regresar se encuentran que no pueden compararse con su estado físico del pasado, y les vienen sensaciones de frustración y nostalgia.

La cura a estos males viene dada por la humildad en la práctica y el espíritu de Shoshin, o corazón del eterno principiante.

Y por supuesto, la práctica continuada de las tradiciones técnicas y filosóficas de la escuela, como el kata.

Si el practicante conserva su kata, nunca estará solo, el dojo irá con él. (Dojo; Lugar de seguimiento de la vía espiritual)

Además las artes marciales, en toda su extensión, están diseñadas para compensar los opuestos (Yin y Yang) Duro y suave, interno y externo…

Un practicante joven tiende a enfocarse en la práctica dura del arte, despreciando aspectos internos y suaves de la práctica, que son las claves para la salud y la larga vida.

Pasar de una práctica dura a una interna y suave puede ser frustrante por los sentimientos emocionales del practicante, por eso es conveniente compensarlos a lo largo de toda la vida. Y tal como apunta la teoría Triorigin, nuestra vida debe bañarse en el poder de la sonrisa y el sentimiento positivo, que permitirá seguir la vía del Do (camino espiritual), incluso cuando tan sólo podamos seguir su esencia.

Do
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: