RSS

A todos los karatekas (Covid-19)

13 Mar
A todos los karatekas (Covid-19)

Desde hace días el mundo vive una pandemia debido al llamado Coronavirus (Covid-19), las autoridades sanitarias han recomendado ya en muchas ciudades de todo el mundo evitar reuniones y, siempre que sea posible, quedarse en casa. Con ello procuran que el tiempo de contagio se prolongue y no haya, en breve espacio de tiempo, un número masivo de personas afectadas a las que no se las pueda atender por parte de los servicios sanitarios.

Desde los entes públicos, se ha ordenado el cierre de muchas academias de Karate, no obstante, sobretodo en dojos privados, surge la problemática de cómo afrontar económicamente este cierre. Al respecto, mi opinión es clara. Aquellos instructores que hayan decidido cerrar unos días, están cumpliendo con su misión de enseñanza del Budo Karate, que se basa en estar acorde con los códigos cívicos de respeto, solidaridad y compasión.

La enseñanza de las Artes Marciales orientales, y en concreto del Karate Do, va más allá de mostrar ejercicios técnicos y físicos en una sala de entrenamiento. La enseñanza del Karate Do es un compendio de compresión de una cultura concreta y una forma de vivir.

87486504_3116261828386822_8173883055656665088_n

A lo largo de las grandes crisis mundiales del siglo XX, el Karate sirvió a sus practicantes como un medio de resolución de muchos de los problemas que tuvieron que afrontar en momentos de mayor gravedad que el que vivimos ahora mismo. Los grandes maestros de Karate, durante la durísima postguerra de la II Guerra Mundial, fundaron centros de atención a los jóvenes desprotegidos. Posteriormente, ya en el siglo XXI, muchas organizaciones japonesas han colaborado activamente en la recuperación y cooperación tras desastres naturales y tecnológicos como el ocurrido tras el Tsunami que provocó la catástrofe nuclear de Fukushima.

A muchos de los ancestros del Karate de Okinawa les obligaron a portar lanzas y fusiles para ir a las guerras de los imperios que les dominaban. A nosotros, nos piden tan sólo que esperemos en nuestras casas y mantengamos las medidas adecuadas de higiene. Es un pequeño sacrificio en comparación.

film1

Instructores, la lección de Karate para muchos de nuestros estudiantes es no acudir a las lecciones. La inacción es lo que nos salvará.

No obstante, esta “innacción” puede paliarse con medidas que están en vuestras manos. Hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías, podemos comunicarnos con nuestros estudiantes y pedirles que se entrenen en sus casas. Bajo vuestra supervisión podéis enviar programas y lecciones, donde puedan seguir progresando en muchos de los aspectos propios de nuestra enseñanza, tanto físicos, como mentales y espirituales.

90021394_10221631104992085_6590765815522394112_o

Estudiantes, el entrenamiento diario es una práctica recomendable para mantener la salud, los ejercicios respiratorios (kokyu ho, hyogen gata, hachidankin…) son una medida que se está tomando en estos momentos en los hospitales de Wuhan en China y en otros muchos lugares.

15078881_10211153094128362_3669600947553596250_n (1)

Es el momento de demostrar nuestro compromiso con la sociedad y nuestra civilización. Budo Karate no debe ser sólo palabras bonitas. Hoy la acción es la relativa inacción.

Salud

OSSU!

Shihan Iván Pérez Robles

World Independent Budo Kai, Technical Advisor

emblema-de-karate-traducir-kyokushinkai-hierogliph-camino-nuevo-karate-arte-marcial-de-color-creativos-simbol-design-w9nga4

¡KARATEKA, QUÉDATE EN CASA!

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: