RSS

Carta de Sosai Oyama, 1975

11 Ene
Carta de Sosai Oyama, 1975

Hace unas semanas, durante una conversación con un grupo de budokas uno de ellos observó que la figura de Sosai Oyama estaba cada vez menos presente en las distintas manifestaciones de Kyokushin, como por ejemplo, su imagen en los campeonatos.

Sosai es aún la representación viva del Karate Kyokushin, y su forma de pensar una inspiración para todos nosotros.

Hoy recojo esta carta escrita por Sosai Mas Oyama en 1974, con motivo de la presentación del 1er Torneo Mundial celebrado en 1975.

La fuerza de sus palabras continúa hoy vigente.

Organización Internacional de Karate Kyokushin Kai Kan.

Director Mas. Oyama

El mundo de hoy se enfrenta a numerosas crisis que parecen ser nuestra piedra de toque y desafío para la unidad mundial y un mundo de paz.

Nos enfrentamos a la disminución de los recursos naturales, el desacuerdo desafortunado y desagradable entre países. Norte y Sur, Este y Oeste y la situación crítica de los débiles, pobres y hambrientos. Estas condiciones son universales y requieren que cada hombre haga un esfuerzo personal y serio para crear un mundo mejor. Podemos hacer esto, mediante autodisciplina, dedicación y sincero propósito a través del Karate.

En el pasado, el Karate era conocido generalmente como una de las artes marciales que consistía en técnicas de lucha poderosas y misteriosas. Sin embargo, la creencia oriental es que el Cielo, o Dios, nos proporcionó un cuerpo y habilidades físicas como un medio para nuestra supervivencia y progreso. El principio fundamental del Karate, por lo tanto, es la utilización eficiente de estos movimientos corporales básicos naturales que siempre han existido con nosotros y se usan en todas partes y para todos los propósitos. La habilidad técnica y la habilidad de usar el cuerpo, la mano o el pie como arma se refinó y pulió, y luego incorporó una disciplina espiritual, y ahora se conoce como las Artes Marciales desarmadas del Karate. El Karate adecuado no necesita armas.

El carácter chino 武術 (Bu Jutsu), significa Arte Marcial y consta de dos partes, “Alabarda” (una combinación de lanza y hacha de batalla) y “el derribo de armas”, es decir, la represión de las hostilidades. Este concepto de no agresión como una forma de vida, fue considerado por el hombre en la antigüedad, incluso antes de la invención de la escritura china.

Sin embargo, los hombres han continuado luchando entre sí y destruyéndose unos a otros. Todos somos conscientes de adónde nos ha llevado esta agonía, sufrimiento y forma de vida innecesaria. Todos los estudiantes de artes marciales deben ser conscientes de la inmensa tristeza e infelicidad causadas por este conflicto. Debemos aprender a respetar siempre a los demás y abstenernos de la violencia.

La historia de la guerra y la invención y el progreso de las armas modernas han contribuido cada vez más a la lamentable condición que tenemos hoy en el mundo.

En Hiroshima, una bomba atómica mató a 240,000 personas y desde entonces, se han perfeccionado otras bombas que son capaces de mil veces más destrucción y horror.

Cuando pensamos en el significado y las posibles consecuencias de todas estas mejoras en la tecnología y la guerra, solo podemos sentirnos desconcertados y aprensivos. Se ha vuelto absolutamente vital para nosotros, como miembros de la raza humana, abandonar nuestras armas y cultivar un espíritu de amistad y cooperación.

En esta era de energía atómica y armas altamente desarrolladas, el Karate puede parecer pasado de moda, anticuado e incluso visto como un arte marcial “Tigre de papel”. El Karate, sin embargo, sigue siendo un arte moderno y poderoso. Cuando se desarrolla paso a paso, a través del entrenamiento diario, el Karate se convierte en una disciplina muy poderosa y una contribución tremenda para nuestra sociedad.

Hoy en día, hombres cada vez más destacados en todo el mundo, han mostrado un mayor deseo de aprender el camino del Karate, en lugar del camino del arma. Se han vuelto críticos de una sociedad llena de violencia y miseria y están recurriendo a la disciplina del Karate en su búsqueda de la paz. Nos hace sentir que estos hombres tienen un profundo amor por la humanidad y un verdadero respeto por la vida humana.

Los seguidores del Karate deberían examinar cuidadosamente la pregunta sobre la lucha del hombre por la existencia. Deberían investigar seriamente e investigar la esencia y el significado de la vida.

Cuando presenté el Karate al mundo occidental, hace veinticinco años, nadie estaba familiarizado con la palabra o principios del Karate. Las personas que asistieron a mis demostraciones me miraron como si estuviera un poco loco. Pero, siempre he creído sinceramente que el camino del Karate es beneficioso para toda la humanidad, por lo que decidí establecer la Organización Internacional de Karate, con la esperanza de poner el Karate a disposición de todos los hombres. Mi sueño más preciado en estos últimos veinticinco años ha sido celebrar algún día un Torneo Mundial de Karate.

A medida que nuestra organización creció y se expandió por todo el mundo, también aparecieron muchos otros tipos de Karate, la mayoría de ellos sin un verdadero espíritu de artes marciales. Y junto con la moda del Karate llegaron los bribones y los charlatanes que se hacían pasar por hombres de Karate, que solo deseaban explotar y engañar a los sinceros amantes del Karate.

Ha sido muy difícil para nosotros, que seguimos sólo el Karate puro, pero nuestro sueño finalmente se ha hecho realidad y ahora celebraremos este Torneo Mundial y demostraremos a todas las naciones, un Karate verdadero y adecuado. No sólo las reglas de nuestro torneo, que se han probado tantas veces, sino también nuestro significado y concepto del Karate Spirit se convertirán en un ejemplo de la capacidad del Hombre para lograr una autodisciplina extraordinaria, fortaleza espiritual y progreso a través del Karate adecuado.

La humanidad no se limita sólo a un mundo de peleas y peleas. Tenemos otro mundo con maravillosas virtudes: entendiéndonos, simpatizando, amándonos y teniendo compasión. Estas virtudes divinas deben usarse para que caminemos de la mano hacia nuestra meta. Con todas nuestras fuerzas, debemos esforzarnos por preservar este hermoso, abundante y fuerte mundo de amistad.

Espero que este Torneo Mundial sea fructífero y sirva como un monumento para la paz mundial y la amistad, y que nuestro espíritu de Karate refleje en todo el mundo, nuestra creencia de que nosotros, que luchamos con las manos vacías, somos los nuevos arquitectos de un nuevo y mejor mundo. ¡Mis amigos!

Nos vemos en la primavera de 1975 en Tokio.

Fuente: Del original en inglés de Kyokushin Karate Davao

 
 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: