RSS

LAS PRUEBAS DE KYOKUSHIN: Leyenda personal

01 Ene

“La vida del Karateka es ganar, y combatir es su romance” (Mas Oyama)

oyama-and-gogen-yamaguchi

Vivimos en una sociedad en la que en teoría, no debería ser necesario pelear, puesto que es al Estado al que corresponde la función de proteger al ciudadano. Pero el hombre es un animal de instintos, y esta búsqueda primitiva de la acción no puede ser negada.

Por otra parte, puesto que somos imperfectos e injustos, nuestra sociedad también lo es, vivimos en un mundo violento: robos, agresiones, intimidación, abuso… Necesitamos dar un golpe en la mesa y elevarnos por encima de nuestra propia mediocridad vital para someternos a nuevos retos, aspiraciones y objetivos labrados con nuestras propias manos y regados con nuestro sudor.

Supongo que existen muchas maneras, pero la que yo conozco es la Vía del Kyokushin; la Verdad Suprema.

Mas Oyama in water

Es un estilo de Karate pensado para someter a sus practicantes a pruebas que ellos mismos no hubieran soñado de no verse en el camino con estos obstáculos.

Desde que nos iniciamos en el arte, nuestros instructores nos llevan a enfrentarnos a retos cada vez mayores, que además dependen de nuestras propias características físicas y psicológicas, y promueven, a su vez, que éstas prosperen y se perfeccionen, haciendo del practicante un artista marcial, y del artista marcial un ser con su propia leyenda personal.

25550336_10214938688045844_3263547065064388528_n

Kyokushin procura a cada uno la creación de su propio mito basado en la dura realidad labrada con esfuerzo, una imagen que desea perpetuarse sobre la humildad que aporta el trabajo duro y no sobre la creación de estrellas destinadas a caer.

23

El entrenamiento del Kyokushin debe ser diario.

Los avances ganados con dureza y sacrificio son difíciles de involucionar.

Las primeras grandes pruebas que afrontamos, tras pasar por los retos propios de cada entrenamiento, son los exámenes de KYU (grado) en una progresión exponencial de duración, contenido, dedicación y dureza.

Los exámenes constan de tres fases; La técnica requerida para cada grado, la condición física y los combates.

En otro aspecto de valoración se tienen en cuenta ciertos aspectos morales, que el instructor sopesará previamente a invitar al estudiante a someterse a examen.

En cada nuevo grado se debe repetir el examen anterior, juntos con los nuevos contenidos aprendidos durante el nuevo curso, que llevará al practicante a un nuevo conocimiento y a una nueva adaptación de capacidades, mejora de sus aplicaciones técnicas e incremento del número de ellas. Además cada vez la técnica es más compleja y está más relacionada con la filosofía del estilo y de los misterios de su estudio.

oyama_dojokun

La condición física, adaptada a la edad de cada estudiante, se irá incrementando de igual manera, la stamina puede probar el deseo de superación del practicante. Nuestra mente nos engaña, y nos pretende llevar a estadios anteriores de bienestar para que el cuerpo descanse, sin embargo el cuerpo puede seguir trabajando más allá del límite de la mente. Kyokushin se ocupa de romper esas limitaciones mediante el espíritu de OSU! (perseverancia)

207230657465501ffb295f6a8502a60c--kyokushin-karate-warrior-quotes

Los combates aumentan en número e intensidad desde los primeros grados de iniciación a los últimos danes de cinturón negro, pasamos de medir criterios técnicos como la guardia, la defensa, el contra ataque, la anticipación o la ejecución de combinaciones, a medir el corazón del practicante, el sacrificio y la dureza mental del artista marcial que se enfrenta consecutivamente a 30, 40, 50 adversarios o más…

10838908_1711466829076019_1595379876_n

En estos casos no se trata de combates arbitrados, se trata de una prueba suprema de resistencia, donde además se mide la capacidad combativa del aspirante.

En la prueba del combate (Kumite) sólo se mide la verdad suprema (Kyokushin)

img_0506

Se pelea con un número determinado de adversarios, pero también contra el tiempo, contra la presión, el cansancio, el dolor, el clima, el oxígeno y en definitiva, peleas contra ti mismo y las ganas de superarte, de no caer, de elevarte sobre lo imposible. Peleas a favor de construir tu propia leyenda personal.

Superar un examen de Kyokushin no tiene nada que ver con trámites burocráticos, supone una victoria sobre uno mismo, dominio personal y por supuesto maestría adaptada a la experiencia.

Complementariamente existen otras pruebas que pueden realizar los practicantes en su deseo de superación personal.

Cursos y entrenamientos especiales: 

484541_376260439096410_1606880338_n

Durante el año las federaciones realizan cursos y entrenamientos especiales, como seminarios, entrenamientos en medio natural; del frío (kangeiko) y el calor (sochugeiko), entrenamientos al final y al principio del año (Keiko Osame y Kagami Biraki) y otras concentraciones y seminarios. Incluyen entrenamientos en la montaña, la playa, los ríos, meditación en cascadas, endurecimiento usando troncos de árboles y piedras…

14523189_10210724723419362_1716807608995289276_n

Son especialmente interesante los programas de concentración y convivencia, pues el estudiante se concentra en superar, junto al grupo, un objetivo común; el propio campamento. Normalmente los exámenes de grado se realizan durante los días que duran estos cursos.

Además existen cursos extremos, donde los practicantes pueden solicitar pruebas extras durante los entrenamientos.

Campeonatos

ruso1

Los torneos surgen con la intención de probar la efectividad de las técnicas, sin poner en peligro la vida del contrincante.

En Kyokushin, la competición destaca por su particular dureza e intensidad.

El error es confundir el estilo con la normativa. Aun y así un practicante completo debería someterse a esta prueba alguna vez en su vida, por los beneficios mentales que supone su práctica.

Combate de los 50 y de los 100 hombres

hqdefault

El combate de los 100 hombres es la prueba suprema del Kyokushin, existe asimismo la prueba de los 50 combates.

Es una mezcla entre un campeonato arbitrado, y el kumite propio de un examen de grado.

El aspirante debe pelear contra 100 rivales, durante dos minutos, debiendo ganar una amplia mayoría de los combates, y tan sólo puede perder un mínimo porcentaje de combates por decisión. Además debe conseguir un número significativo de puntos (ippon y wazaari), al menos la mitad de los combates deben ser ganados por puntuación.

hqdefault

Muy pocas personas han superado esta prueba desde su inicio en 1965.

La primera referencia dentro de la historia de Kyokushin, se atribuye al propio Mas Oyama quien realizó 300 combate en tres días en 1954, venciendo a todos sus rivales.

Con todo ello, y más actividades, que seguro he olvidado mencionar, Kyokushin pretende crear esta leyenda personal a la que hago referencia.

mas_oyama

 

 

Anuncios
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: