RSS

Razón y pasión

13 Sep
Razón y pasión

La razón es fría, pero ve claro; la emoción le debe dar calor, pero sin perder la claridad (J.Balmes)

13096231_10209310987916858_6699697729373789664_n

Esta frase me ha hecho reflexionar sobre el valor de nuestro Karate en relación a la técnica y a la ejecución de la misma, así como de su aplicación al combate.

Me parece que es una de las mejores definiciones que se le puede dar a mi manera de entender la practica del Karate.

Por un lado tenemos la racionalidad del kihon y el kata. Ejercicios ajustados, medidos, precisos, repetidos una y otra vez hasta conseguir la mecanización e interiorización del movimiento. ¿Pero cuál es el valor de la técnica sin el sentimiento y la emoción al realizarla?

No tiene el mismo valor un gesto memorizado y repetido, que el mismo gesto cargado de intención, acompasado por la correcta respiración, matizado por los grupos musculares correspondientes. Es la atracción de la inspiración, es la quintaesencia.

Resultado de imagen de karate

No obstante, el Karate japonés, cargado de su intrínseca filosofía, mide estas emociones, las gestiona y debe tratar de que la pasión no supere la propia ejecución.

Ese exceso se aprecia en respiraciones inadecuadas, en gestos desmedidos y poco cuidados, en irregularidades en el mantenimiento del nivel de la cadera y los hombros, en falta de asentamiento… y en un caso de combate real, en el descuido, la falta de guardia y por último la falta de Zanshin (capacidad de mantener la actitud defensiva)

Resultado de imagen de karate

La racionalidad de la técnica, es la que debe dar paso a la pasión del combate.

En una situación de combate (reglado o no) nuestro cuerpo procurará guiarse por sus propias emociones, algunas reconocidas y otras, sin embargo, que no sabremos reconocer en nosotros mismos. Rigidez, visión “de túnel”, fatiga… miedo. Ante una situación de estrés de ese calibre, nos queda recular en nuestro instinto de protección, aferrarnos a la práctica y recurrir al entrenamiento realizado. Aplicar razón a la pasión.

Y si se quiere vencer, pasión a la razón.

Resultado de imagen de bernard creton kumite

Compensados, conseguiremos el ritmo adecuado, mantendremos nuestra visión periférica, nos oxigenaremos mejor, seremos más creativos… y en definitiva, seremos más eficaces.

Kata es el espíritu del Karate, Kumite es el corazón, ambos deben estar compensados con el fin último de equilibrarse y mejorar.

Karate debe ser una lección de equilibrio, porque en el equilibrio está la armonía, y en la armonía el Do.

Resultado de imagen de enso zen

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 13 septiembre, 2016 en Artes Marciales, Filosofía, Otros

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: