RSS

Despropósitos comunales

03 Oct
Después de muchos años impartiendo clases de Karate para el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz he visto muchos despropósitos y contrariedades a la lógica.
 
Recuerdo una ocasión en que las tuberías del aire y la calefacción, que van por el mismo sitio, son unas tuberías de pwc o aluminio -no lo se- muy gruesas y grandes que están en el techo, la cuestión es que se desprendieron del techo -que tiene una altura muy considerable- una de ellas se calló al suelo, que menos mal que no había nadie, y menos niños, porque si se llega a caer en una de mis clases, literalmente se carga a una fila de 15 ó 20 niños. Como los empleados del entro son apendices de ordenanzas y ordenadores, se limitaron a dejar la tubería allí donde calló, precintamdo la zona, eso sí, por una cinta de plástico. Mientras tanto otra tubería, que sucediá a la caida, colgaba peligrosamente del techo.
 
Mis alumnos tenían de 5 a 8 años y les llamaba la atención, y mientras yo tenía que estar pendiente de que no volviera a caerse ninguna tubería. Por supuesto protesté, pero protestar ante esta gente es comohablar con la tubería en cuestión.
 
Solicté otro aula de las que quedan libres, pero simplemente me la denegaron…Tuve que poner una reclamación oficial para que semanas más tardes arreglaran la tubería.
 
Si con una cosa tan seria como esta no hacen apenas nada, imaginensé con otras que consideran vanales, como la que me ocupa este año.
 
Tradicionalmente las clases que se imparten en el centro se dividían en tres, las de 5 a 8 años, las de 8 a 14 y de 14 en adelante.
 
Este año se ha aplicado la llamada Ley del deporte escolar, que impide que haya clases para niños de menos de 8 años. De hecho, para mayor despropósito hanmezclado a niños de 8 a 16 añazos.
Es decir, esperan que un niño de 8 años aprenda lo mismo y de la misma manera que uno de 16. Esto demuestra sin dudas un desconocimiento absoluto de docencia aplicada al deporte.
 
Un chaval de 16 se aburre en una clase para niños de 8, y un niño de 8 no es capaz de seguir una clase para muchachos de 16. Esto creo que lo entiende cualquiera…esta gente no.
 
Así que procuraré dividir a los chavales en dos clases, por supuesto con consenso de los padres, de los niños, y sin preguntar a nadie más.
 
Podría seguir hablando de despropósitos del consistorio vitoriano, pero por contrato no podemos hablar mal de la empresa contratante… ni aun teniendo razón
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 3 octubre, 2006 en Otros

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: